Colau encarga al gerente del AMB que dé carpetazo al escándalo de la contratación menor

Ada Colau evita explicaciones sobre el fraccionamiento de contratos en el Área Metropolitana de Barcelona. "No tiene recorrido", dice el gerente

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que preside Ada Colau ha dado carpetazo al informe de la Sindicatura de Cuentas que advirtió de un cúmulo de anomalías en la adjudicación de contratos menores.

A una pregunta de Ciudadanos, el gerente del AMB, Ramon Torra —y no Colau— indicó en el pleno metropolitano de este martes que el mencionado informe “no tiene recorrido”, en alusión a que ninguna instancia fiscal ni judicial va a exigir más explicaciones a la institución sobre la fragmentación de contratos para evitar concursos públicos.

Y añadió gráficamente: “Su recorrido acabó cuando lo colgaron en la web de la Sindicatura de Cuentas”.

Esta es la cruda realidad de los informes de la Sindicatura de Cuentas de Cataluña. Aunque detecten anomalías por parte de una determinada administración pública, se quedan en el informe sin que tengan consecuencias judiciales de ningún tipo.

Momento en que el gerente del AMB, Ramon Torra, da carpetazo al escándalo de la contratación menor

Marilén Barceló, portavoz del grupo de Ciudadanos, que llevó el asunto al pleno metropolitana indicó que “lo más grave es normalizar” lo que describe el informe de la Sindicatura de Cuentas: por una parte, fraccionamiento de contratos menores para eludir la convocatoria de concursos públicos y, por la otra, las desviaciones presupuestarias en la adjudicación de obras que pueden superar el 40% del presupuesto inicial.

Las preguntas formuladas por Ciudadanos y PP sobre la contratación menor y los sobrecostes no fueron contestadas por Ada Colau ni siquiera por el vicepresidente ejecutivo, el socialista Antonio Balmón, sino por el gerente del organismo metropolitano. De esta manera intentaron rebajar la trascendencia política del informe de la Sindicatura de Cuentas.

En una intervención estrictamente técnica, el gerente se refirió a las “discrepancias de carácter técnico y jurídico” entre la Sindicatura de Cuentas y los servicios legales del AMB sobre la aplicación de la normativa de contratación.

En los escritos dirigidos a los grupos políticos, recurrió a una cuestión semántica al señalar que, del informe de la Sindicatura de Cuentas, no se pueden extraer la existencia de “irregularidades” en la contratación. Indicó que en el informe “se habla de observaciones detectadas pero nunca de irregularidades y mucho menos de ningún ilícito”.

Momento en que la portavoz de Cs, Marilén Barceló, advierte de los riesgos de la contratación menor del AMB

El contenido del informe de la Sindicatura de Cuentas

En realidad, el informe de la Sindicatura de Cuentas, correspondiente a la fiscalización del ejercicio de 2016, detectó que, en 109 contratos, por un importe global de más de 2,5 millones de euros, se superó el importe máximo que establece la ley.

En otros 35, por un importe de 270.000 euros, se fragmentaron en manos de los mismos proveedores y, en 38 más, por 468.000 euros, se les cambió el objeto. También se encontraron numerosas concatenaciones de contratos, que se repetían año tras año al mismo proveedor. Otro asunto son las desviaciones presupuestarias en los contratos de obras.

Tanto en las alegaciones presentadas a la Sindicatura de Cuentas como en el escrito dirigido a los grupos políticos, la gerencia del AMB esgrime que ya están cumpliendo las recomendaciones.

En este sentido, apuntan que, en 2018, a raíz de la entrada en vigor de la nueva ley de contratos del sector público, se centralizaron los procesos de contratación. Desde entonces se aplica de forma más exhaustiva los concursos abiertos y los acuerdos marco con publicidad. Ponen como ejemplo que, en 2016, se tramitaron 549 contratos menores, mientras que, en los primeros once meses de este año, solo se han adjudicado 59.