La Audiencia Nacional procesa al abogado de Puigdemont por blanqueo del narcotráfico

Gonzalo Boye y otras 45 personas están procesadas en el marco de una presunta operación para entrar a España casi cuatro toneladas de cocaína

La Audiencia Nacional (AN) ha procesado al abogado del expresidente catalán Carles Puigdemont, Gonzalo Boye, por un presunto delito de blanqueo de capitales relacionado con el narcotráfico, en concurso con un delito continuado de falsificación en documento oficial.

La magistrada de la AN, María Tardón, también ha procesado a 45 personas más por su supuesta participación en dos operaciones con las que se pretendía introducir en España casi cuatro toneladas de cocaína y por la creación de un entramado criminal para blanquear el dinero obtenido con la droga. Entre los detenidos está José Ramón Prado Burgaño, más conocido como Sito Mañanco. 

La investigación comienca en 2016, un año antes de Puigdemont

Según ha explicado la magistrada, la investigación comenzó en 2016 –un año antes de los hechos del procés por los que Boye representa a Puigdemont–, cuando Sito Miñanco se econtraba cumpliendo la condena de 16 años en el centro penitenciario de Algeciras por un delito contra la salud pública, y disfrutaba ya del tercer grado. 

Tardón ha explicado que Miñanco disfrutaba entonces del tercer grado, cosa que le permitía trabajar en un parking de esa localidad y le mantenía mantener contactos con organizaciones latinoamericanas y conseguir y la infraestructura para introducir cocaína en España: “Habían acumulado una apreciable experiencia criminal en el negocio del narcotráfico, y que estaban dispuestos a participar en estas operaciones“.

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) la ha situado en sus informes como cerebro de una maniobrra para blanquear el origen de 889.000 euros que incautaron a la banda en febrero de 2017 en el aeropuerto de Barajas: “Fue el encargado de intentar recuperar ese dinero mediante la confección de unos contratos en los que se fingía la compraventa de unas letras de cambio“.

Boye buscó la forma de recuperar el dinero incautado por la Policía

La magistrada ha explicado que una de las operaciones realizadas por gente que empleaba como correos humanos para enviar dinero a Colombia fue interceptado por la Policía. El 6 de febrero de 2017 varios de los investigados fueron detenidos en el aeropuerto de Barajas, cuando transportaban oculto en el fondo del equipaje 889.620€. 

El auto explica que Jesús Morán y Gonzalo Boye –los dos abogados de la trama– buscaron la forma de recuperar el dinero, donde estos les informaron que elaborarían unos documentos y presentarían unos contratos de compraventa de letras de cambio de acuerdo con los cuales  las habría vendido a terceros unos días antes de la aprehensión del dinero en Barajas.