China intercepta un lote contaminado con coronavirus de carne congelada

Una partida de carne procedente de Argentina da positivo en un examen de control de las autoridades aduaneras chinas para evitar productos contaminados

Los restos de coronavirus vivos en productos ultracongelados sigue siendo un auténtico quebradero de cabeza para las autoridades sanitarias de todo el mundo. China ha interceptado un lote de carne congelado de la empresa argentina Ecocarnes con restos de Covid-19, por lo que ha suspendido las importaciones de esta compañía. 

Según ha publicado la agencia Deutsche Welle, el departamento aduanas del gigante asiático señaló que las pruebas de control realizadas a un “lote de envases de carne de vacuno deshuesada congelada” la empresa argentina para evitar productos infectados dieron positivo. 

La suspensión de las importaciones de productos refrigerados es una de las medidas adoptadas por Pekín para minimizar los riesgos de los nuevos rebrotes de coronavirus, ante varias muestras de coronavirus vivo encontrados en otros lotes de otros países.

La prensa local ha selañado que las autoridades chinas han detecado al menos 40 casos positivos por coronavirus en paquetes de alimentos refrigerados que entraron a través de las aduanas chinas desde el pasado mes de julio.

Según el Global Times, Ecuador y Argentina son los países que registran más casos (7 y 4 respectivamente), una clasificación en la que destaca Brasil, con 3. 

Alerta sanitaria: Pekín suspende congelados en su principal mercado

Hace tan solo unos días, el Gobierno tuvo que suspender la comercialización de productos refrigerados en Xinfadi, el principal mercado mayorista de Pekín que suministra erl 70% de los productos vegetales de la capital como medida de prevención. 

La sombra de estos espacios todavía persigue a China con el coronavirus. El mercado de Wuhan está considerado como uno de los posibles orígenes de la pandemia mundial de Covid-19. 

Para tratar de evitar que Xinfadi se convierta en un nuevo vector de contagios, los responsables de control de la enfermedad han decidido cortar de raíz el problema de los congelados.

China lleva semanas detectando restos de coronavirus en congelados importaados desde el extranjero, desde paquetes de carne brasileña hasta partidas de camarón procedentes de Ecuador. 

No solo desde América Latina, también países europeos han enviado partidas contaminadas, como Francia, Alemania, Rusia o Países Bajos.

La alerta se despertó por primera vez por un foco en el puerto oriental de Quingdao que se produjo después de que dos estibadores entraran en contacto con un producto contaminado.

La enfermedad se reprodujo después por la ciudad, obligando a una respuesta rápida de medidas sanitarias.

Las normas de China para evitar los contagios por congelados

El aluvión de partidas contaminadas obligó a China a tomar medidas. Comisión Nacional de Sanidad de China impuso la inspección rigurosa de las partidas para evitar que se colaran productos contaminados.

Además, impusieron la desinfección exhaustiva del empaquetado y en la protección adecuada del personal en contacto con estos materiales. 

El documento de las autoridades chinas ha asegurado que “si el resultado de un análisis es positivo, deberá devolverse o destruirse según la normativa”.

Las autoridades chinas han insistido en la necesidad de dejar constancia del recorrido que sigue cada uno de estos productos para facilitar el rastreo de posibles infecciones.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.