Colau incumple el reglamento municipal: ignora las peticiones de información de la oposición

El artículo 98 del Reglamento Orgánico Municipal establece un máximo de un mes para resolver la solicitud de un partido con representación en el consistorio

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante la clausura de las jornadas “Barcelona reAct” para la reactivación económica de la capital catalana. EFE/Andreu Dalmau

Colau llegó a la política entre reclamaciones de transparencia a los partidos tradicionales. Tras seis años en el poder, su equipo de gobierno registra malas praxis a la hora de facilitar información a la oposición que incluso contradicen lo descrito en el Reglamento Orgánico Municipal (ROM) del consistorio.

El gobierno municipal mantiene el silencio ante ruegos, preguntas y peticiones de información de varios grupos de la oposición, pese a que estas se han registrado y en algunos casos la espera supera el mes, tiempo límite que el ayuntamiento tiene para facilitar lo exigido por el grupo político determinado.

Es el caso de Ciudadanos, que tiene a la espera 36 peticiones entre preguntas, ruegos y expedientes. Todas ellas hace más de un mes que fueron planteadas, algunos incluso fechan de 2019. El partido recuerda que “por ley las respuestas se tienen que dar en un plazo máximo de 30 días.

“Bloqueo de información del gobierno municipal”

La insostenible situación de opacidad a la que está sometida el ayuntamiento de Barcelona ha llevado a la formación naranja a pedir amparo a la Comisión de Garantía de la Generalitat de Cataluña (GAIP), donde han denunciado “el bloqueo de información del gobierno municipal”.

Entre las peticiones de información pendientes de ser atendidas, se encuentran la solicitud de acceso y copia de los expedientes de subvenciones otorgadas al Observatori DESC durante 2020 y 2021, una de las que la Fiscalía y el Tribunal de Cuentas investigan por la concesión de subvenciones irregulares.

Imagen del registro de peticiones, ruegos y preguntas de Ciudadanos que están pendientes de respuesta por parte del ayuntamiento
Imagen del registro de peticiones, ruegos y preguntas de Ciudadanos que están pendientes de respuesta por parte del ayuntamiento / Cs

También, guarda a la espera la solicitud de acceso al convenio entre el ayuntamiento de Barcelona y Mediapro. El consistorio presidido por Ada Colau otorgó una subvenciones de 250.000€ a la productora fundada por Jaume Roures por concesión directa excepcional para el proyecto Barcelona canta la vida.

Todavía más atrás quedan las preguntas sobre al viaje de la alcaldesa a Nueva York, que datan de 2019. La formación naranja preguntó al partido sobre la agenda de la primera edil en la ciudad de EEUU en septiembre de ese año, también si se había presentado alguna cosa relacionada con la ciudad, las reuniones y el número de personas que la acompañaban.

¿Qué dice el ROM?

Las preguntas y ruegos por escrito están reguladas en en el artículo 98 del ROM, que se presentan a alcaldía o a la presidencia de la Comisión del Consejo Municipal a través de la Secretaría General. Las peticiones que deben contestarse sobre el papel, tal y como especifica el apartado 4 del citado artículo, tienen un mes de margen para ser respondidas.

El gobierno puede prorrogar la información otro mes, aunque debe notificarlo. Desde Ciudadanos explican que no les consta ninguna petición de este tipo, y lamentan que los ruegos, preguntas y expedientes solicitados al ayuntamiento hayan quedado en un limbo.

Cerco legal a la alcaldesa

La reputación de Colau está en horas bajas. La adjudicación de subvenciones por parte del consistorio a entidades afines ha provocado que la Fiscalía y el Tribunal de Cuentas la investiguen por presuntos delitos de malversación y tráfico de influencias, algo que con el código ético de su partido en mano podría llegar a costarle el cargo en un futuro si finalmente es imputada por un juez.

La investigación de Fiscalía comenzó gracias a una denuncia de Abogados Catalanes por la Constitución, con el objetivo de que el Ministerio Público indagara en la adjudicación de subvenciones públicas por valor de 3,4 millones de euros a varias organizaciones consideradas cercanas a Barcelona en Comú.

Entre las investigadas se encuentra la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), en la que Ada Colau se hizo popular por su labor como activista antes de dar el salto definitivo a la política institucional. También, la Alianza contra la Pobreza Energética (APE), Ingenieros sin Fronteras (ESF) o el Observatorio DESC.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña