Seis autonomías estudian sumarse a la mascarilla obligatoria

Después de Cataluña y Baleares, Asturias, Murcia, Cantabria, Castilla y León, Navarra y Extremadura estudian establecer esta medida para controlar el virus

El decreto de la nueva normalidad del Gobierno limita la obligatoriedad de la mascarilla a los mayores de seis años en el transporte público y en lugares públicos —al aire libre o cerrados— donde no se pueda garantizar la distancia de 1,5 metros. Sin embargo, ya son muchas las comunidades autónomas que, por el temor a los rebrotes, encuentran insuficiente esta medida.

Cataluña, tratando de controlar el importante foco en Lleida, decidió el miércoles desligar la obligación de la distancia de seguridad y aplicarla a todos los casos. “La norma general es que todo el mundo salga de casa con la mascarilla, se vaya a la playa o trabajar”, señaló el miércoles la consejera de Salud, Alba Vergés. Además, aquellos que no sigan la norma recibirán una multa de 100 euros, aunque se contemplan varias excepciones.

Apenas 24 horas más tarde de la decisión catalana, Baleares se sumó a la iniciativa. Y el jueves eran seis las comunidades que también se lo planteaban, según indica El País. Actualmente hay 73 brotes activos en España, lo que supone seis más en las últimas 24 horas. Las comunidades reportaron el jueves 241 nuevos casos y Lleida el primer fallecido a raíz de su repunte de casos. 

Leer más: ¿En qué comunidades autónomas ya es obligatoria la mascarilla?

Entre las excepciones a la hora de llevar mascarilla en Cataluña, se encuentran las personas con dificultades respiratorias o que lo tengan contraindicado por motivos de salud o discapacidad. Tampoco será exigible en el caso de ejercicio físico deportivo al aire libre “ni cuando por la propia naturaleza de las actividades su uso resulte incompatible”. No es necesario llevarla en la playa cuando se esté en la toalla, en el agua o en las duchas, pero sí cuando haya otro tipo de movilidad.

En Baleares, la medida que entra en vigor el lunes, pone como excepciones las playas, las piscinas, cuando se consuman alimentos y bebidas, haciendo deporte y mientras se tocan instrumentos de viento.

Las comunidades que ahora lo estudian son: Asturias, Murcia, Cantabria, Castilla y León, Navarra y Extremadura. Carlos Artundo, director general de Salud de Navarra, ha indicado que “se está planteando desde el Gobierno mascarilla sí o sí, también en espacios exteriores y donde hay interacción humana”. Coincide Pablo Zuloaga, vicepresidente de Cantabria: “La responsabilidad individual es la única garantía para mantener a raya la Covid-19″.

Otras comunidades como Aragón o Madrid no descartan aplicar la medida, aunque esperan a que aumenten los rebrotes. Quienes no lo contemplan todavía son la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha. Galicia y La Rioja no han indicado nada al respecto.

Controversia con los expertos

Los expertos consultados por El País, sin embargo, no están completamente de acuerdo con endurecer la medida. Cuestionan su eficacia frente a otras actuaciones, como mejorar el rastreo epidemiológico para controlar los brotes. Toni Trilla, jefe de Medicina Preventiva del Hospital Clínic de Barcelona, indica por ejemplo que “al aire libre y con distancia prudencial no hay estudios ni evidencia científica clara a favor de las mascarillas”.

“Las comunidades se ven desbordadas y tienen miedo. Pero más que la obligatoriedad, es importante reforzar la educación y la información a la población de cómo usar bien la mascarilla”, dice Jesús Molina Cabrillana, de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene.

“Además de la responsabilidad individual hay que apelar a la responsabilidad de los gobiernos. Deben hacer cosas para estar en situación de menos riesgo, como reforzar el sistema de vigilancia epidemiológica y los sistemas de información de datos”, advierte también Trilla.