El 91% de los pacientes de coronavirus sufre efectos secundarios tras el alta

Un estudio de Corea del Sur pone de relieve las consecuencias de la Covid-19 en los pacientes, desde la fatiga hasta los trastornos mentales

Científicos y médicos han ido aprendiendo a marchas forzadas cuáles son las consecuencias del coronavirus en el cuerpo humano, un conocimiento fundamental para buscar soluciones ante la expansión de una nueva enfermedad. Ahora, un estudio ha revelado que nueve de cada diez pacientes han sufrido efectos secundarios tras recuperarse de la Covid-19.

La investigación realizada por la Agencia de Control y Prevención de Enfermedades de Corea del Sur ha determinado que el 91,1% de los enfermos ha seguido sufriendo consecuencias de salud tras haber obtenido el alta, según ha publicado Reuters.

Los efectos secundarios que han sufrido los pacientes de coronavirus son muy variados. Van desde la fatiga hasta las secuelas psicológicas, pasando por algunas complicaciones como la pérdida del olfato o del gusto que sorprendieron a los expertos en los primeros compases de la pandemia.

La fatiga es el principal efecto secundario tras el coronavirus

La dolencia más común que ha persistido en los afectados por la Covid-19 es la fatiga, un fenómeno asociado a los problemas respiratorios que genera la enfermedad. De los 879 pacientes que han formado parte de la encuesta realizada por la institución coreana, el 26,2% ha sufrido este tipo de cansancio de forma recurrente.  

El segundo efecto secundario más repetido entre los enfermos que han superado el coronavirus es la dificultad para concentrarse, un problema al que se han tenido que enfrentar el 24,6% de los pacientes. Casi uno de cada cuatro personas alcanzadas por la pandemia.

La investigación realizada en Corea del Sur incluye un amplio abanico de problemas de salud provocados por el coronavirus como los trastornos psicológicos y mentales que provoca la enfermedad en los enfermos. Una realidad que está íntimamente relacionada con la ansiedad generalizada que causó la Covid-19 durante las primeras semanas de confinamiento.

Los datos expuestos por la Agencia de Control y Prevención de Enfermedades arrojan un panorama muy preocupante, si tenemos en cuenta que el mundo acaba de sobrepasar la barrera del millón de casos positivos. La situación es especialmente palpable en países como Estados Unidos, Brasil o India, donde los muertos se cuentan en cientos de miles de personas y los casos positivos en millones.