Los empresarios claman contra el pacto PSOE-Podemos por “populista”

CEOE, Cepyme, ATA y Foment están en contra el acuerdo de Gobierno y alertan que van a afectar negativamente al empleo, el emprendimiento y las inversiones

Los empresarios españoles han advertido que las medidas de carácter económico y laboral del acuerdo de Gobierno firmado por el PSOE y Unidas Podemos tendrán un impacto perjudicial para el crecimiento económico del país y de las grandes empresas, pymes y autónomos. Este programa de Gobierno tiene previsto incrementar la presión fiscal a las empresas y personas físicas, así como modificar la Reforma Laboral.

Las empresas, ante esto, apuntan que no se generará confianza en un contexto de desaceleración económica y que impactará “de forma muy negativa” en la creación de empleo, “alejando el emprendimiento y las inversiones empresariales”.

Los últimos indicadores económicos ya reflejan que la economía española crece a tasas inferiores al 2% y el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) creció hasta noviembre un 71% menos que en los once primeros meses de 2018.

Unas medidas “cerca del populismo”

Así lo han señalado las patronales CEOE-Cepyme, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Foment del Treball y Fepime, a través de varios comunicados en las últimas horas. Según las patronales CEOE-Cepyme, el documento de Gobierno contiene una medidas de carácter económico y laboral que, “más cerca del populismo que de la ortodoxia económica”. Además, hacen hincapié en que estas valoraciones no son fruto de un catastrofismo interesado, sino que responden a su voluntad de contribuir al bien común.

ATA, en la misma línea, muestra su “inquietud e incertidumbre” ante las políticas laborales defendidas por el futuro Gobierno y añade que la estabilidad no solo la da tener un Gobierno o los apoyos parlamentarios suficientes, sino que para ello es necesario adoptar políticas económicas y laborales “que no sean equivocadas”.“La estabilidad política y una menor carga impositiva son las bases para el crecimiento económico”, subrayan los autónomos.

Foment del Treball, en coordinación con la CEOE, impulsará todos los mecanismos necesarios —tanto parlamentarios como de negociación— para evitar poner en marcha este programa tan negativo para la economía productiva.

Economia sumergida y menos oportunidades de trabajo

Por ello, analizará en la Junta Directiva y Assamblea General del 13 de enero el programa de Gobierno y el anteproyecto de ley de medidas fiscales, financieras, administrativas y del sector publico para el 2020. Lamentan que el acuerdo vaya en el camino de de incrementar la presión fiscal a las empresas y personas físicas y, a la vez, modificar espectos esenciales y relevantes como la Reforma Laboral del año 2012. Esta reforma, según Foment, “fue determinante para evitar el cierre de muchas empresas españolas durante los años más duros de la crisis económica iniciada en 2008.

Las organizaciones coinciden en que las nuevas medidas pueden acabar dando como resultado un aumento de la economía sumergida y menores oportunidades de acceso al mercado laboral, “los dos grandes problemas de este país”. Señalan que la mayoría de las medidas planteadas dejan ya prácticamente sin espacio al diálogo social entre empresas y trabajadores y abren la puerta a un “monólogo social” por parte del futuro Gobierno en el que la adopción de iniciativas legislativas sin consenso pueden acabar teniendo “escaso recorrido y siendo contraproducentes”.