El PP europeo pide a la UE que inste al Gobierno de España a reformar la ley del ‘sólo sí es sí’

El PP se salta la decisión de la Eurocámara de evitar esta polémica nacional y pide desde el pleno que el Consejo y la Comisión reclamen a Sánchez cambiar la norma

La eurodiputada del PP, Rosa Estaras, durante su participación en el debate sobre violencia de género.

La eurodiputada del PP, Rosa Estaras, durante su participación en el debate sobre violencia de género.

El Partido Popular Europeo ha pedido, desde el pleno de la Eurocámara, que la Comisión Europea y el Consejo exijan al Gobierno de España «un cambio» en la Ley de Garantía Integral de Libertad Sexual, conocida como la ley del sólo sí es sí para «proteger a las víctimas», ya que «las mujeres españolas están en una situación muy complicada».

La eurodiputada popular Rosa Estarás ha llevado hasta Estrasburgo (Francia) esta reclamación en el marco del debate sobre la eliminación de la violencia de género, en la agenda del pleno con motivo de la celebración del 25N. Estarás, además, ha resaltado en el plenario que incluso la Asociación Europea de Jueces (AEJ), como ha adelantado Economía Digital, ha criticado duramente que «la única respuesta del Gobierno de España haya sido atacar duramente a los jueces», tildándolos de manera general de «machistas».

En concreto, para la AEJ hablar en esos términos de la judicatura supone una «vulneración grave de la separación de poderes como fin esencial del Estado de derecho». «Aún más porque cualquier decisión particular de un juez solo puede ser cuestionada a través del sistema de recursos legales y no a través del debate público», insiste a preguntas de este medio Duro Sessa, magistrado y presidente de la AEJ.

Que el debate sobre la ley del sí es sí llegara hasta la Eurocámara no estaba en el guión porque ya este pasado lunes el pleno del Parlamento Europeo rechazó el intento del Partido Popular de enmendar el título del debate sobre la Violencia de género para incluir una referencia a la ley del sólo sí es sí. Esta modificación fue rechazada en la cámara con 242 votos en contra, cuatro abstenciones y 136 votos. En concreto, entre los diputados españoles se pronunciaron a favor los del PP, Vox y Ciudadanos y en contra los del PSOE, Anticapitalistas, Catalunya en Comú, ERC y PNV.

En su intervención, Estarás ha enumerado en presencia del Consejo y la Comisión Europea y de los eurodiputados presentes en el plenario algunas de las excarcelaciones y rebajas de condena ocurridas en diferentes comunidades autónomas que, hasta la fecha, han trascendido. Para Estarás, “la norma desprotege a los más vulnerables, las mujeres niñas y niños, a la infancia” y lo ha calificado como “un daño irreparable”.

En la misma línea se ha posicionado Margarita de la Pisa Carrión (VOX), que ha calificado de la ley promovida por el Ministerio de Igualdad, como una ley «ideológica». «No es la primera vez que sufrimos las consecuencias de la ideologización de las leyes», ha dicho, por lo que «vistos los resultados es necesario cambiar de estrategia».

En el debate de la Eurocámara, también han participado otras eurodiputadas españolas -Iratxe García (S&D), María Eugenia Rodríguez Palop (Podemos/Grupo de la Izquierda en el Parlamento Europeo) o Soraya Rodríguez (Ciudadanos/Renew)-que no han hecho referencia a esta ley nacional sino que, por contra, han centrado su discurso en la necesidad de que la normativa de los distintos estados deben implentar para armonizar el marco jurídico, con el objetivo de equiparar los delitos por violencia de género como eurocrímenes, además de impulsar la formación, la educación y la prevención de las conductas machistas.

Imagen del plenario de la Eurocámara durante el debate para la eliminación de la violencia de género.

Un debate poco seguido: «es como clamar en el desierto»

Más allá de las referencias a la polémica nacional que se ha colado en el corazón del Europarlamento, el debate, en el que también participó la presidenta Roberta Metsola, dejó algunas reflexiones de calado, como la expresada por la maltesa Helena Dalli, comisaria de Igualdad. Ante un plenario prácticamente vacío, marcado en la agenda sobre las dos de la tarde, Dalli expresó que se sentía como «clamando en el desierto», dada la aparente falta de interés de los eurodiputados en asistir a este asunto de la agenda del peleno.

Asimismo, Dalli reinvidicó la adhesión al Convenio de Estambul, el instrumento jurídico internacional de ámbito europeo más importante y específico para prevenir y luchar contra todas las formas de discriminación y violencia contra las mujeres, de aquellos países que todavía siguen fuera de este marco, caso de Hungría, Letonia, Lituania, Eslovaquia, República Checa o Bulgaria. El Convenio de Estambul está en vigor desde el 1 de agosto de 2014, lo han firmado 46 países europeos y ratificado 34, estados para los que este convenio es vinculante.

Avatar