El PP reúne a sus barones para combatir el ataque a la fiscalidad de sus regiones

Los populares estudiarán tributo por tributo y no descartan llevar el acuerdo de Sánchez con ERC al Tribunal Constitucional.

La dirección del Partido Popular reúne este miércoles a sus barones para hacer frente al “ataque fiscal” que Gobierno y ERC han pactado contra la política baja de impuestos en sus regiones. Los populares analizarán tributo por tributo de cada una de las regiones que gobiernan (Madrid, Murcia, Castilla y León, Galicia y Andalucía) y ver qué medidas legales podrían tomar para blindarlos y evitar así que haya subidas fiscales. Fuentes populares también estudiarán acudir al Tribunal Constitucional “más adelante”, desvelan. 

La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, ha registrado un escrito a la Mesa y Junta de Portavoces este lunes para solicitar un informe a los letrados del Congreso sobre la constitucionalidad de la enmienda de ERC pactada con el Gobierno sobre “la subida de impuestos a todos los españoles”, según la dirigente. 

Economía Digital ya avanzó que los populares estudian una estrategia legal para hacer frente al pacto al que han llegado el Ejecutivo y el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, y defender así lo que los populares consideran un “ataque directo” a su estrategia económica y política. 

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, y el vicesecretario de Territorial, Antonio González Terol, convocaron a los consejeros de Hacienda de las regiones donde gobiernan y a los portavoces parlamentarios de esa área a una cumbre interna en la sede de Génova el próximo miércoles, para diseñar la estrategia y el plan de crítica ante los medios que se disponen a ejecutar.

Blindar las bajadas de impuestos 

El objetivo es frenar la maniobra de Sánchez y “amortiguar” las subidas de impuestos que pretende imponer el Gobierno a las clases medias, con más rebajas fiscales en sus territorios.

 En la imagen, el líder del PP, Pablo Casado, y la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la campaña por las elecciones. EFE/ J.J Guillén

La intención de los populares se centra en blindar las bajadas de impuestos en sus comunidades y buscar todas las fórmulas posibles para cumplir el compromiso que Casado expresó en la campaña electoral: por cada euro que Sánchez suba los impuestos, el PP quiere bajar otro.

El PP siempre ha exhibido la eliminación de impuestos como el de Sucesiones y Donaciones, como ha ocurrido más recientemente en Andalucía. El Ejecutivo también ha propuesto una armonización del impuesto de Patrimonio para toda España, un tributo que desde 2008 la Comunidad madrileña (además de en País Vasco) la bonificaba al 100 %. En el PP consideran que la unificación de este impuesto solo tiene “afán confiscatorio” porque “este tramo ya se paga en la renta”. 

Los populares ven “margen” para seguir bajando otros impuestos, incluso en el tramo autonómico del IRPF. En la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, mantiene su compromiso de aplicar una bajada a lo largo de la legislatura y también ven posible actuar más sobre el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, cedido a las autonomías.

Acudir al Constitucional 

La cúpula del PP está valorando la posibilidad de interponer un recurso ante el Tribunal Constitucional, ante el intento manifestado por Sánchez y Rufián de “intervenir” contra la política de bajada de impuestos de Madrid. El PP considera que puede producirse una “invasión de la autonomía fiscal” de las comunidades, y en ese caso no tienen ninguna duda de que deben acudir a los tribunales para defender las competencias regionales.

El PP critica que los independentistas quieran quitarles las competencias de legislación y dudan si sería inconstitucional, ya que “todas las comunidades de régimen común deben legislar sobre los tributos cedidos por el Estado”, defienden. 

El Consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ya advirtió de que “el impuesto a las herencias es el objetivo real de los socialistas”, tras insistir en que el Ejecutivo de Sánchez está usando a los independentistas con el propósito de poder hacer caja con el legado de los fallecidos en la región.

Los populares acusan a Sánchez de “tener fijación” con Madrid, puesto que en los últimos años, muchas regiones han seguido el ejemplo madrileño y bonificar casi la totalidad de las herencias. Es el caso de Andalucía, Canarias, Galicia, Cantabria o Extremadura.

“Si el PSOE se decide a quitarles autonomía también se tendrán que enfrentar a sus barones, ¿no?”, se preguntan en el PP. La ‘guerra’ parece más abierta que nunca, sobre todo, porque los populares ya amenazan con verse con Moncloa en los tribunales. 

Los populares avisan que también darán la batalla en los parlamentos regionales y en los consistorios, donde plantearán sus propuestas para que sean debatidas, y de paso para que los dirigentes socialistas de cada territorio se pronuncien.