Díaz busca la complicidad de los empresarios para extender los ERTE

La ministra de trabajo, Yolanda Díaz, afirma que está para "dar certezas y tranquilidad a las empresas" y "para que se sientan acompañadas"

Había mucha expectación en el discurso que la ministra de trabajo, Yolanda Díaz, tenía que pronunciar ante la plana mayor de Foment del Treball, en Barcelona. Las palabras de la titular del ramo han sido acogidas con esperanza por parte de los empresarios, que han visto en sus declaraciones un  a su petición de extender los ERTE en septiembre.

«Vengo a dar certezas y tranquilidad a las empresas para que se sientan acompañadas», ha afirmado Díaz, quien tampoco ha dudado en decir que se van a mantener las «herramientas» que se han utilizado para sortear la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus

Sus palabras, para Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball, han sido muy positivas, como así se ha encargado de recordar minutos después de escucharla. «Ha puesto en valor el papel de los empresarios», ha agradecido Sánchez Llibre.

Y es que, como ha recordado durante estos días la patronal CEOE, los empresarios entienden que no hay otro camino posible. Para salvar las empresas y los empleos es necesario alargar los ERTE y todas aquellas medidas que permitan superar los efectos de la pandemia, como la caída drástica del consumo.

Díaz, que ha tenido tiempo para avanzar novedades en la legislación (trabajo a distancia, igualdad de género y en nuevos modelos de negocio, como los riders), ha pedido a los empresarios «un diálogo permanente» y trabajar «conjuntamente».

Reclamaciones desde la hostelería y el comercio

La situación es preocupante en sectores que todavía no han recuperado un nivel de ingresos suficiente y deben volver en los próximos días a incorporar una plantilla inasumible económicamente. La propia ministra lo ha reconocido, cuando ha dicho que «sabemos dónde están los problemas ahora» y ha nombrado a la hostelería, el turismo, el ocio y las agencias de viaje, entre otros.

Estos sectores, precisamente, han sido muy proactivos en sus peticiones al Ejecutivo en las últimas semanas. Ha sido muy duro el presidente de la patronal del comercio, Pedro Campo, quien considera que esta crisis puede llevarse por delante a uno de cada tres comercios. La patronal del textil Acotex también ha criticado duramente al Gobierno, a quien ha acusado de despreciarles.

En un comunicado lanzado este viernes, Acotex informa de que las tiendas españolas «atraviesan una situación dramática», por lo que reclaman ayudas urgentes para garantizar la supervivencia del sector y «evitar el cierre masivo de empresas», así como «la destrucción de miles de puestos de trabajo».

Se trata, en definitiva, de grupos especialmente vulnerables a los efectos de la crisis, ya que la restricciones en la movilidad, como los vetos de países extranjeros en el turismo o los confinamientos selectivos, se traducen automáticamente en una caída de la facturación.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Cristian Reche