Hablan los MIR: “No queremos ser la mano de obra barata de la sanidad”

Los médicos internos residentes (MIR) se movilizan en diversas comunidades y no descartan una huelga en toda España antes de finalizar el año

La principal organización de médicos internos residentes, la Asociación MIR España, envió esta semana una carta al ministro de sanidad, Salvador Illa, en la que describen un “panorama terrorífico” de su profesión.

Ante las repetidas huelgas y protestas de este colectivo médico, el presidente de la Asociación MIR, Luis Tejedor, apunta que no quieren ser “la mano de obras barata” de los hospitales. Recalca que son “responsables” con los pacientes y con la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus, pero que eso no puede impedir que defiendan sus derechos como profesionales.

La Asociación MIR reclama al Ministerio de Sanidad que convoque 10.000 plazas para estos médicos titulados, aunque todavía en formación, entre 2021 y 2026 para evitar el colapso del sistema sanitario.

Tejedor es médico interno residente de geriatría del Hospital Central de la Cruz Roja San José y Santa Adela, de Madrid. En una conversación con Economía Digital explica la situación los MIR y los motivos de las movilizaciones.

Huelgas / Los MIR de Madrid suspendieron las huelgas a mediados de agosto, los de la Comunidad Valenciana aún las mantienen y, en Cataluña, empezarán este lunes con un parón de tres días consecutivos. En Canarias han lanzado un preaviso de huelga.

El gobierno de Castilla-León es de los pocos que llegó a un acuerdo con el colectivo de médicos residentes antes de que iniciaran los paros.

Tejedor señala que la situación de los MIR varía en función de la comunidad autónoma en la que trabajen, si bien en todas hay “deficiencias”. Insiste en que las huelgas que se han llevado a cabo y las que vendrán van en la misma línea: “no queremos ser mano de obra barata de los hospitales”. Este colectivo médico reclama mejoras retributivas, laborales y en su formación.

El presidente de la Asociación MIR augura que, antes de finalizar el año, se registrarán movilizaciones en la mayoría de las autonomías y no descarta una “huelga nacional”: “Ahora mismo el Ministerio de Sanidad está mirando hacia otro lado porque ve que la presión recae sobre los gobiernos autonómicos, pero no podemos olvidar que gran parte de la solución a los problemas de los MIR está en manos de la administración central. Queremos que nos escuchen y que se ponga solución”.

Defiende la utilidad de las huelgas. Por ejemplo, en Madrid, las protestas finalizaron con un acuerdo con la consejería de Enrique Ruiz Escudero sobre mejoras retributivas y derechos laborales. Tejedor señala que consiguieron “logros tan básicos como no tener que dormir en la cama que ha usado un compañero, con sus mismas sábanas” o las libranzas por guardias entre otras mejoras.

Faltan médicos / En la carta que la Asociación MIR envió esta semana a Salvador Illa, le recuerdan que la Organización Médica Colegial (OMC) realizó un estudio demográfico en 2018 en el que se advierte que, en los siguientes 10 años, se jubilarán más de 70.000 facultativos. Con la actual planificación solo se cubrirían 55.000 de esas plazas, por lo que faltarán 15.000 médicos como mínimo. Las autonomías redujeron la oferta de MIR un 11% durante la crisis de 2011 a 2014.

Emigración / Miles de médicos españoles, especialmente los más jóvenes, prefieren irse a trabajar al extranjero porque les ofrecen mejores condiciones o, simplemente, porque allí les dan empleo. Difícilmente vuelven. Según los datos de la Asociación MIR, en los últimos ocho años se han tramitado 23.500 certificados de idoneidad, en su mayor parte (63,2%) para trabajar fuera de España.

Durante estos ocho años, un total de 11.745 médicos se ha ido a trabajar fuera del país. Uno de los motivos que explican estas fugas es que, desde 2009, los médicos que trabajan en España han perdido entre 4.000 y 12.000 euros anuales de poder adquisitivo.

Déficit de especialistas / En la carta dirigida al ministro Illa se subraya que la situación es “tan grave” que muchos hospitales contratan médicos extracomunitarios sin tener el título de especialista homologado. Sorprendentemente, buscan médicos extranjeros, cuando España es la segunda potencia mundial por número de facultades de medicina, un total de 48, solo superada por Corea del Sur.

Las especialidades en las que hay más carencia de profesionales son medicina familiar y pediatría. Y a continuación, anestesiología, radiodiagnóstico y urología

Tejedor indica que “no tiene ningún sentido importar gente de fuera con el título sin convalidar en vez de formar a profesionales de las facultades españolas, en los que ya has investido, para que se integren a la sanidad pública”.

Insiste en que el modelo que se aplica con los MIR está “basado en utilizar mano de obra barata que, luego, no es capaz de retener el talento”. Advierte que esto supone “un desperdicio de recursos públicos”.

Huelga en Cataluña / Cerca de 3.500 MIR de los centros públicos y concertados catalanes están llamados a la huelga de tres días que empezará este lunes. Aunque se espera un seguimiento mayoritario, apenas tendrá impacto en los pacientes, según apunta Alex Mayor, médico residente del Hospital Parc Taulí de Sabadell, afiliado a Metges de Catalunya (MC) y vicepresidente de la Asociación MIR España.

Mayor precisa que el decreto de mínimos para la huelga de este lunes en Cataluña es calcado del que impuso el gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la huelga de los MIR de Madrid del pasado agosto: obligan a cubrir el 100% de las guardias en urgencias y UCI. Por eso, apenas se notarán afectaciones en los servicios a los pacientes. Eso sí, la mayoría de los MIR no se piensa perder la manifestación del lunes en Barcelona.

El decreto de mínimos pone en evidencia el peso de los MIR en el sistema sanitario, cuando, en teoría, “no somos personal estructural, estamos en formación”, tal como precisa Mayor.

El sueldo base de los MIR viene determinado en una disposición ministerial publicada en el BOE en 2006. Este sueldo base oscila entre los 16.000 y los 20.000 euros brutos anuales. Sin embargo, la mayoría suma a este importe las guardias y determinados complementos que varían según la comunidad a la que están destinados.

Entre los destinos más solicitados por los MIR españoles estaba Cataluña a causa de su nivel formativo. Eta la segunda comunidad más solicitada hasta 2017, cuando cayó más allá de la décima. Mayor señala como posibles motivos la conflictividad política, agravada en el año del referéndum del 1-O, y el alto coste del nivel de la vida.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.