Italia prueba la vacuna en humanos: los resultados, en seis meses

Se inyectarán dosis de la vacuna en 90 voluntarios, que serán sometidos a siete controles, el último a las 24 semanas

Italia comenzará este lunes en un hospital de Roma la experimentación en humanos de su vacuna —creada y producida en este país— contra el coronavirus. El país transalpino, según el último registro, ha sumado 1.071 nuevos casos el pasado día, una cifra que crece incesantemente desde hace unas semanas, por lo que los responsables sanitarios advierten que se da una “tendencia al deterioro progresivo” de la situación.

Para la primera prueba en humanos, se ha hecho una convocatoria en búsqueda de voluntarios, a la que han respondido miles de personas. De hecho, en la primera semana se pusieron en contacto 5.000 personas. Finalmente, serán 90 los que searán sometidos a las pruebas en el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Lazzaro Spallanzani.

La vacuna —que ha sido creada, producida y patentada por la empresa biotecnológica italiana ReiThera (con sede en Castel Romano)— ya ha superado las pruebas preclínicas realizadas tanto in vitro como en animales, según indica la agencia Efe.

En los primeros resultados a partir de estos ensayos se ha podido apreciar una fuerte respuesta inmunitaria y un buen perfil de seguridad, según informaron las autoridades de la región del Lazio, cuya capital es Roma. Ésta ha financiado la vacuna con 5 millones de euros.

Los voluntarios han tenido que pasar previamente varios exámenes médicos para saber si son idóneos para las pruebas. Una vez realizados, se ha elegido a cinco hombres de entre 31 y 46 años, a quienes se les inyectará la vacuna. En caso de que no se observen efectos adversos significativos, se pasará al siguiente grupo de voluntarios, que recibirá una dosis mayor. La segunda ronda debería tener lugar entre el 7 y el 9 de septiembre.

En general, los 90 voluntarios elegidos se dividen en dos grupos de edad: 45 entre 18 y 55 años y el mismo número de entre 65 y 85 años. Cada grupo se dividirá en tres subgrupos de 15 personas, cada una de las cuales recibirá una dosis diferente de vacuna.

La siguiente fase se prevé para otoño, con más voluntarios

Las pruebas de esta primera fase consisten primero en la inyección de la dosis de vacuna a los pacientes, para posteriormente someterlos a siete controles. El primer control se realiza durante los dos primeros días tras la vacunación, mientras que el último se hace a las 24 semanas. De esta manera, se podrán ver los diferentes posibles efectos secundarios a lo largo del tiempo. 

Muchos de los voluntarios elegidos son médicos, algo que ha despertado sentimientos de gran aprobación entre las autoridades sanitarias italianas. Si los resultados de esta fase son positivos, la segunda fase de prueba en humanos podría comenzar en otoño. En esta otra fase se harían pruebas con un mayor número de personas voluntarias, tanto en Italia como en otros países. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.