La Generalitat medita el confinamiento que pide Ada Colau

El Procicat decidirá esta semana si amplía el cierre perimetral al Área Metropolitana de Barcelona, como exige el Ayuntamiento

El Govern de la Generalitat ya ha aceptado una de las medidas que pedía Ada Colau la semana pasada: la reapertura de los centros comerciales, que a partir de este lunes pueden operar con un límite del 30% del aforo. Ahora, el Ejecutivo catalán está estudiando también la segunda exigencia del Ayuntamiento de Barcelona: ampliar el área del confinamiento perimetral.

El Plan Territorial de Protección Civil de Cataluña (Procicat) estudiará durante esta semana el cierre perimetral extendido al Área Metropolitana de Barcelona (AMB), tal como ha pedido el número dos del Gobierno de Colau, Jaume Collboni. Ahora mismo, el confinamiento de los fines de semana es por comarcas y no por municipios, pero en la AMB hay tres comarcas.

Collboni sugirió la semana pasada que relajar este confinamiento perimetral ayudaría a reducir el colapso de tráfico observado entre semana en la capital catalana, lo que, aunado a la ya vigente reapertura de los centros comerciales, podría ayudar a evitar aglomeraciones como las que se vieron en días recientes en Barcelona.

El consejero de Interior, Miquel Sàmper, ha confirmado este lunes que el Procicat está meditando la ampliación del confinamiento de fin de semana a la AMB. “Es una cuestión en la que se está trabajando, que tiene su coherencia”, ha explicado el conseller en una rueda de prensa.

Dificultades en los controles

Asimismo, Sàmper ha admitido que ya hay dificultades en los controles perimetrales de los fines de semana, sugiriendo que los efectivos de los que se dispone no son suficientes.

Por ello, ha hecho un llamamiento a la población a la “corresponsabilidad” y el “autocontrol” respecto a las medidas para impedir el contagio de coronavirus, pues vigular su cumplimiento es “muy difícil”.

En ese sentido, ha reconocido que “es imposible” y “es faltar a la verdad” decir que en las próximas fiestas navideñas la policía controlará que en las casas de particulares se reúnan como máximo diez personas o dos burbujas de convivencia. Su mensaje es que la población debe colaborar.

Además, ha recordado las medidas del Procicat que han entrado en vigor este lunes: los centros comerciales pueden abrir con un aforo del 30%, los espectáculos de cultura y culto tienen ahora un aforo máximo ampliado de 1.000 personas (y deben tener menos del 50% de aforo) si acreditan usar sistemas de ventilación adecuados.

En todo caso, sobre la reapertura, Sàmper ha señalado que si tuviera la capacidad de pagar por tener cerradas las actividades económicas, posiblemente seguiría los pasos de Alemania y propondría un confinamiento total. Es decir, que la reapertura de los centros comerciales y otros negocios está “obligada por la economía”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña