La hostelería mantiene a 241.000 personas en ERTE durante la tercera ola

Bares y restaurantes concentran un 30% de los trabajadores afectados en todo el país por las suspensiones de empleo

La tercera oleada de contagios de coronavirus ha acrecentado la crisis económica a la que se enfrenta la hostelería que permanece sujeta a las nuevas restricciones que ya han impuesto buena parte de las comunidades autónomas. El resultado es que 241.390 trabajadores del sector continúan todavía bajo el paraguas de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en el inicio del año.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha comunicado este lunes los datos que demuestran el fuerte impacto de la Covid-19 en el negocio de los bares y los restaurantes. Un tercio de los 755.000 empleados afectados por este mecanismo en todo el país se dedica a esta actividad económica, según las cifras expuestas en un encuentro informativo organizado por El Economista.

La ministra socialista ha señalado que la suspensión temporal de los empleos afecta a un 30% de los empleados del sector de la hostelería que están dados de alta en la Seguridad Social. Una cifra a la que hay que sumar los 350.000 trabajadores autónomos que están percibiendo una prestación extraordinaria por cese o reducción de la actividad.

Maroto descarta eliminar las prohibiciones de despido en los ERTE

Las cifras se han dado a conocer en un momento clave para las negociaciones que el Gobierno, la patronal y los sindicatos han intensificado esta semana para tratar de alcanzar un acuerdo para prorrogar los ERTE más allá del 31 de enero. Una medida imprescindible para evitar los despidos masivos en el sector de la hostelería. “Este instrumento estará vigente mientras haga falta”, ha expresado Maroto.

El Ministerio de Trabajo aspira a prolongar esta herramienta excepcional hasta el próximo 31 de enero. Un marco temporal que se queda corto para la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) que quiere extenderla hasta junio.

Sobre la mesa, también hay otros asuntos como las penalizaciones que reciben las empresas si finalmente se deciden a despedir a sus trabajadores tras el ERTE. La patronal quiere eliminar la obligación que tienen las compañías de devolver todas las exoneraciones que han recibido.

Maroto ha reafirmado la postura del Gobierno que no está dispuesto a abrir la puerta a facilitar los despidos. “El mantenimiento del empleo es cuando menos una obligación”, ha subrayado.

260.000 empresas de turismo y comercio se benefician de créditos ICO

Más allá de la delicada situación que atraviesa la hostelería, otros dos sectores se han visto especialmente golpeados por la crisis económica del coronavirus: el turismo y el comercio. La ministra Maroto ha celebrado que un total de 260.000 empresas de ese rubro han podido acceder a un crédito ICO por un total de 42.000 millones de euros.

Maroto ha explicado que esta medida extraordinaria ha impedido que se destruyan cerca de tres millones de empleos de estos sectores. Un golpe que se habría traducido en una caída del 25% del Producto Interior Bruto (PIB) sin los mecanismos de financiación.  

A 31 de diciembre, los créditos concedidos por el ICO concedidos a todas las actividades económicas sumaban 114.648 millones para 591.000 empresas.

Sin embargo, todos estos sectores están pendientes del futuro de las restricciones. Las dificultades para viajar entre regiones o para recibir turistas extranjeros han hundido sus ingresos en un 2020 negro.

“Vamos a ver si para Semana Santa somos capaces de garantizar cierta movilidad nacional”, ha expresado Maroto, que se ha mostrado confiada en alcanzar un porcentaje de vacunados contra la Covid-19 del 30% en la primavera y del 70% al final del verano.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.