Las dos razones por las que el Gobierno compra vacunas de diferentes marcas

El Gobierno diversifica compras para no quedarse sin reservas y para actuar en función de la edad de la población

El Gobierno espera recibir el año que viene 20 millones de dosis de la vacuna contra el Covid de Pfizer y 30 millones de la vacuna que está elaborando la compañía Astra Zéneca con la Universidad de Óxford.

Fuentes gubernamentales desvelaron este lunes que, además, el Ejecutivo “está muy cerca” en la negociación para conseguir dosis de la vacuna de Moderna con un 94,4% de eficacia, superando a las anteriores.

Moncloa defiende la compra de vacunas de varias marcas por dos razones: “conseguir una mayor disponibilidad de las dosis” y la posibilidad de aplicar distintas vacunas según la edad de la población, dependiendo de los resultados de los ensayos clinicos. 

Desde el Ministerio de Sanidad reconocen que el Gobierno está negociando la compra de más vacunas para que “España no se quede sin las dosis necesarias” y no descartan que haya vacunas que, según las condiciones desarrolladas en los estudios clínicos, sean recomendadas para un espectro en concreto de la población. “En ese caso se aplicaría en la franja de edad que correpsondiera”, sostienen. 

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, expondrá este martes, en el Consejo de Ministros que se celebra a puerta cerrada, un informe completo respecto a la estrategia que debe de llevar España con un plan de vacunación. Algunos de los aspectos ya se están negociando con las diferentes comunidades autónomas, aseguran desde Sanidad.

El Gobierno se entera por la prensa 

Illa saldrá en rueda de prensa a anunciar los primeros pasos, como “país pionero” en aplicar esta estrategia de la UE, y anunciará detalles acerca del calendario de vacunación, según confirman fuentes gubernamentales. 

Las mismas fuentes reprochan a las grandes compañías farmacéuticas enterarse por la prensa de “los detalles ténicos” y “de un conocimiento más profundo” de las vacunas que están en el mercado, algunas ya compradas como la de Pfizer.

El presidente del Gobierno anunció este domingo que el plan de Moncloa es que en junio más de la mitad de la población esté vacunada.

Sin embargo, responsables de Sanidad desvelan que “todavía no hay ninguna vacuna autorizada” por la Agencia Europea del Medicamento, responsable de dar luz verde a su autorización para la compra y distribución a todos los países de la UE. “No es lo mismo que esté disponible, ya fabricada, y que esté autorizada”, advierten estas fuentes. 

Estudian el traslado de la vacuna con las CCAA

Sanidad no descarta la aplicación de ninguna vacuna debido a su proceso de distribución, siempre y cuando esté autorizada.

Como ya es conocido, algunas como la de Pfizer requieren para su traslado y almacenamiento de cámaras frigoríficas y desde el Gobierno aseguran que ya se estudia con las comunidades su posible traslado y almacenaje en los centros de salud, de autorizarse dicha vacuna.

También se amparan en las condiciones específicas de dichas vacunas, como las horas de autonomía si se decide trasladar y guardar en neveras que no sean frigoríficas, al reducirse el tiempo para ponerla a la población. 

No contemplan que sea obligatoria 

El Gobierno no contempla, por el momento, que la vacuna sea obligatoria en la población. “Sería contraproducente”, afirman los expertos de Sanidad.

Tanto Illa como el epidemiólogo de cabecera del Ejecutivo, Fernando Simón, aseguran que ya existe un alto nivel de concienciación por parte de la ciudadanía que permitirá que la vacuna tenga buena acogida por parte de la población, algo que “ya será suficiente”.

Desde el Ejecutivo anuncian que se intentará “reforzar” desde el Ejecutivo con campañas hacia la ciudadanía explicando “la verdad y los beneficios que comporta” para toda la población vacunarse ante el virus. 

Los expertos consideran que el sistema sanitario “está preparado y en condiciones” para garantizar el acceso de la vacuna, y destacan que actualmente hay 13.000 puntos de vacunación en el territorio español y que en anteriores ocasiones se ha podido vacunar de la gripe a más de 14 millones de personas en 9 semanas.