Turismo de Barcelona ficha a una exdirigente del gobierno de Mas

El socialista Jaume Collboni y el independentista Joan Canadell acuerdan que una ex alto cargo de Artur Mas dirija la promoción turística de Barcelona

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, el socialista Jaume Collboni, y el presidente de la Cámara de Comercio, el independentista Joan Canadell, han consensuado el nombramiento de la nueva directora del Consorcio de Turismo de Barcelona: se trata de Marian Muro, que precisamente ocupó la dirección general de Turismo de la Generalitat (2011-2016) durante los gobiernos de Artur Mas.

El Ayuntamiento y la Cámara de Comercio de Barcelona han chocado en los últimos meses sobre el enfoque que se le debe dar a la promoción turística de la ciudad. Canadell intentó poner Turismo de Barcelona al servicio del independentismo, pero el gobierno de Ada Colau, formado por comuns y socialistas, no está por la labor. Pese a estas diferencias, han llegado a un acuerdo sobre la persona que dirigirá el consorcio, aunque han propuesto un ex alto cargo de los gobiernos de CiU.

Maria Muro es abogada, especializada en turismo, con experiencia tanto en el sector privado como en el público. Desde 2016, era directora general del Grupo Julià, compañía de transporte de viajeros y de servicios turísticos. Con anterioridad, fue responsable de turismo de la Generalitat durante toda la etapa del presidente Artur Mas. También ejercicio como gerente de la Asociación catalana de Agencias de Viaje.

Muro substituirá a Joan Torrella en la dirección general de Turismo de Barcelona después de ocupar este cargo durante un año y medio. Dimitió a petición propia.

Designación consensuada

Collboni destacó este jueves el “consenso” alcanzado sobre Muro por parte de los tres socios de Turismo de Barcelona: Ayuntamiento, Cámara de Comercio y Fundación Barcelona. Esta última entidad también está presida por Canadell, por su condición de presidente de la Cámara.

El primer teniente de alcalde reafirmó el compromiso del Ayuntamiento con la colaboración público privada, así como por la apuesta de un turismo “equilibrado, de calidad, sostenible  al servicio del conjunto de la ciudad”.

Canadell expresó su “satisfacción” por la propuesta de Muro y subrayó la necesidad de potenciar Barcelona “como puerta de entrada” del turismo en el resto de Cataluña.

Tanto el socialista Collboni como el independentista Canadell coincidieron en que se abre una “nueva etapa” en Turismo de Barcelona. Con anterioridad, el lobby empresarial Barcelona Global advirtió que si este consorcio adquiría una deriva independentista impulsarían otra entidad alternativa.