Nuria Marín: “El Gobierno no puede dejar de tramitar la petición de indulto”

La alcaldesa de l'Hospitalet asume que "hay que dar pasos para solucionar este problema", aunque es prudente: "Tramitarlo no presupone que se otorgue"

Nuria Marín mantiene la vara de mando de l’Hospitalet de Llobregat en su cuarto mandato desde aquel ya lejano 2008, cuando Celestino Corbacho abandonó la segunda ciudad de Cataluña para unirse al gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero. La alcaldesa, baronesa de un PSC que preside desde diciembre de 2019, se convirtió en la tercera autoridad de Cataluña con la presidencia de la Diputación de Barcelona gracias a un polémico pacto con JxCat.

De amplia mirada y defensora del diálogo, la alcaldesa reconoce el reto de reencaminar un procés agravado por los independentistas presos. Marín ha vivido la crisis de la Covid-19 desde la gestión municipal, y reconoce las dificultades a las que se enfrenta la ciudad. 

Pregunta: ¿Cómo está l’Hospitalet en esta segunda ola?

Respuesta: Hemos visto como crecen los contagios de forma preocupante y estamos un poco en la expectativa de si la bajada que se ha producido se consolida o no, y si ya han comenzado a dar frutos las medidas que se tomaron como el cierre de bares y restaurantes, o el confinamiento nocturno. Vivimos una situación similar a principios de julio como consecuencia de una desescalada demasiado rápido que provocó relaciones sociales de golpe muy intensas. Damos apoyo a las medidas que se decreten desde la Generalitat y trabajamos para bajar esta tasa de transmisión del virus y allanar la curva. 

P: Muchos vecinos se quejan de grupos de personas en la calle sin mascarilla o alrededor de los vares: ¿Hay un problema de incivismo?

R: Hay una pequeña parte, como en todas las sociedades. La mayoría muy mayoritaria hace un buen uso de la mascarilla y de la distancia social y solo tiene contacto con la burbuja familiar. Es cierto que hay algunas personas que hacen un uso de la mascarilla y del espacio de forma incorrecta, y desde la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra intentamos que esto desaparezca. El concejal de Seguridad me comentó que durante los tres primeros días ha habido pocas personas que se han saltado el confinamiento. Aunque durante el fin de semana ha habido llamadas para reclamar presencial policial y se multiplicaron las sanciones. 

P: ¿Falta vigilancia policial en l’Hospitalet?

R: La Guardia Urbana ha reforzado su presencia y se han incorporado 34 nuuevos agentes de Guardia Urbana durante el mes de agosto y 38 Mossos d’Esquadra. Nos está yendo muy bien, porque tenemos que vigilar mucho el espacio público, por lo que necesitamos más refuerzo. También, hemos vuelto a convocar nuevas plazas de agentes de la Guardia Urbana y esperamos que terminen de aterrizar 12 Mossos en l’Hospitalet. Acordamos con el conseller Miquel Buch que llegaríamos a los 50, la realidad es que han sido estos 38 y estamos a la espera de 12 pendientes.

P: Cosme Toda es un proyecto que ha levantado varias protestas. ¿Cómo piensa el ayuntamiento gestionar un tema que afecta al patrimonio cultural?

R: Es un proyecto que se había aprobado hacía años y justo unos meses se pudo llevar adelante este proyecto que tenemos en medio de la ciudad. Nos parece una modificación positiva, un cambio radical donde los vecinos en lugar de tener un espacio cerrado, tendrán un espacio abierto con nuevas viviendas que son necesarias para que nadie se vaya de la ciudad y de los espacios libres, zonas verdes y equipamientos de la ciudad. Hay mucha fijación en algún hallazgo. Todo lo que forma parte de nuestra historia está documentado y hay un trabajo de personas entendidas en el asunto que nos aconsejan qué hacer. Nadie tiene que sufrir. 

P: ¿Necesita la ciudad más densa de España 900 nuevas viviendas?

R: Lo que está claro es que con una ciudad de más de 90.000 personas se tiene que ir renovando su parque de vivienda: algunos edificios quedan obsoletos y se tienen que sustituir por otros del siglo XXI. Es plan que se tienen que aprobar hace unos años y que se está ejecutando. Respeto mucho a los vecinos que no están de acuerdo y sus protestas, aunque algunas estén motividas por algunas fuerzas políticas, digámoslo claro. Es normal que no haya unanimidad con una pequeña parte en desacuerdo. Desde el gobierno municipal entendemos que es positivo.

P: Sobre el escándalo del Consell Esportiu, dos de sus concejales (Cris Plaza y Cristian Alcázar) están siendo investigados: ¿Les expulará si hay apertura de juicio oral?

R: Tenemos unas reglas internas en el PSC que respetaré y acataré. Es una cuestión que está en los juzgados y con la que colaboraremos para que se pueda demostrar la verdad. No tengo nada más que añadir, todo lo que es normativa interna del partido la acataremos como hemos hecho siempre, y con confianza en la justicia. 

P: Se ha especulado sobre su futuro. ¿Se ve de alcaldesa en 2023?

Finalizar mi mandato es mi prioridad, es mi día a día. Estoy ilusinada pese al momento complejo. Con las acciones que llevamos a cabo estamos ayudando a muchas personas y a muchas familias. Esta es una ciudad que tiene proyectos ilusionantes pese a una situación tan compleja. No me imagino que pase absolutamente nada. Quizás es demasiado pronto para hablar de futuro, pero no me imagino otra perspectiva que no sea la de continuar. 

P: ¿Entonces se puede hablar de 2023 “y más alla”?

R: [Ríe] Siempre que tenga la confianza de mis vecinos. Yo estoy muy a gusto como alcaldesa de una ciudad muy trabajadora y donde se reconoce el trabajo bien hecho. 

 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.