Pedro Sánchez deja en tierra a Iglesias antes de viajar a Marruecos

El entorno de Iglesias daba por hecho su viaje con Sánchez a la cumbre bilateral de Marruecos pero Moncloa lo desmiente

Este lunes, en un nuevo episodio de Un Gobierno, dos puntos de vista, Moncloa ha tenido que salir a desmentir al entorno de Pablo Iglesias por decir que el vicepresidente segundo del Gobierno acompañaría al presidente Pedro Sánchez en su viaje oficial del próximo 17 de diciembre a Marruecos.

A primera hora de la mañana, fuentes de la vicepresidencia de Iglesias trasladaron a los medios de comunicación que el líder de Unidas Podemos viajaría a la cumbre del Rabat, unas semanas después de que éste diese su apoyo a un referéndum de autodeterminación para el Sahara Occidental.

Dos horas después, sobre las 12.00 del mediodía, Moncloa ha señalado que no está previsto que Iglesias participe en la cumbre bilateral de Marruecos. Sí formará parte de la delegación la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, según confirmaron las mismas fuentes.

Desde el gabinete del presidente han explicado que la cumbre de Rabat de este año será más limitada que en otras ocasiones debido a la pandemia del coronavirus, por lo que solamente acompañarán a Sánchez los ministros que firmarán una serie de memorandos de entendimiento con sus respectivos homólogos marroquíes.

Sánchez y el presidente del Gobierno marroquí, Saadedín Otmani, se citarán junto a varios de sus ministros con el aumento de la presión migratoria en Canarias como uno de los asuntos prioritarios, tras más de cinco años sin cumbre bilateral, informa Efe.

Marruecos no ha trasladado su “malestar” por las palabras de Iglesias

El bandazo del Gobierno de coalición en torno a la participación de Pablo Iglesias en la cumbre bilateral de Marruecos ha tenido lugar después de que el vicepresidente segundo recientemente recordase en redes sociales que sigue pendiente el referéndum de autodeterminación del Sahara.

Asimismo, su partido Unidas Podemos pidió en noviembre al Ejecutivo trabajar en Naciones Unidas para el cumplimiento de la “resolución 690 del Consejo de Seguridad de 1991 que mandata la organización de un referendo con el establecimiento de un calendario y un censo justo, así como fijar las garantías para su cumplimiento”.

Podemos también pidió que se mantuviese el alto el fuego “quebrado por Marruecos en el paso del Guerguerat”, donde el mes pasado intervino el Ejército marroquí para desalojar a un grupo de manifestantes saharauis que llevaban tres semanas bloqueando esa franja de 5 kilómetros entre la aduana marroquí y la frontera mauritana.

A pesar de todo esto, el Gobierno sostiene que Marruecos no ha trasladado “ningún tipo de malestar o lamento” por el pronunciamiento de Iglesias, sino “todo lo contrario”, en palabras de la ministra portavoz María Jesús Montero. Lo mismo señala el Ministerio de Asuntos Exteriores, que dice que no ha habido ninguna dificultad que pueda afectar la relación bilateral con Marruecos.