PSC y Comuns instan a Aragonès a pactar un Govern de izquierdas tras el ‘no’ de Junts

Granados y Mena insisten en que los republicanos tienen espacio para explorar un tripartito, aunque los socialistas solo lo contemplan con Illa de presidente

La vicesecretaria primera del PSC, Eva Granados, en rueda de prensa / PSC

La vicesecretaria primera del PSC, Eva Granados, en rueda de prensa / PSC

La negativa de Junts a investir a Pere Aragonès en el pleno de este martes ha provocado algunas reacciones. Aunque el PSC y los Comunes se han reafirmado en ‘no’ al candidato republicano, le retan a dejar las humillaciones de Junts y sus pretensiones de supeditar el Govern al privado Consell per la República de Puigdemont.

La viceprimera secretaria del PSC, Eva Granados, ha lamentado que Junts quiera tutelar a la Generalitat a través del órgano paralelo del expresidente. “El Consejo por la República no es nada, es un artefacto hecho a medida del señor Carles Puigdemont donde se reúnen, y creo que no de forma muy pacífica, diferentes facciones del independentismo”.

La portavoz orgánica del PSC ha lanzado tres preguntas al candidato republicano: “¿Aceptará una presidencia intervenida por el Consejo por la República, ese artefacto parapolítico diseñado a medida de Puigdemont? ¿Aceptará esa injerencia perpetrada desde Waterloo? ¿Aceptará una presidencia tutelada una vez más?”.

Aragonès sale “peor de lo que entró”

Granados, que ha asegurado que Pere Aragonès salió el pasado viernes “peor de lo que entró”, ha urgido a la formación de un gobierno que esté por la superación de la pandemia. Además, han vuelto a insistir en que existe una alternativa por la izquierda para formar Govern, aunque con Salvador Illa de presidente.

Los socialistas ya prometieron en campaña un gobierno de izquierdas en minoría con los comunes, que pudiera contar con el apoyo de ERC. No obstante, la suma de las tres formaciones que llevaron a cabo los tripartitos de Maragall y Montilla darían estabilidad suficiente para gobernar con comodidad.

En una línea parecida se ha pronunciado el portavoz de En Comú Podem, Joan Mena. La voz de los comunes ha pedido un “Govern fuerte”, y ha lamentado que para algunos sea más importante el Consell per la República que las emergencias sociales y sanitarias abiertas por la pandemia.

“A ERC le falta atrevimiento”, ha lamentado. Mena ha reconocido que pese a que algunas cosas del discurso de Aragonès del pasado viernes “suenan bien”, todavía hay muchas carencias sociales”. Aunque le piden realismo: “Muchas de estas propuestas no las podrá aplicar con Junts en el Govern“.

ERC insiste en entenderse con Junts

Desde Junts per Catalunya, Elsa Artadi ha vuelto a pedir a Pere Aragonès que evite la convocatoria de mañana. ERC insiste en presentarse, con la mano tendida de nuevo a la formación posconvergente. La portavoz republicana, Marta Vilalta, ha pedido un “gesto de responsabilidad y confianza” al partido de Puigdemont.

Preguntada sobre la posibilidad de que Aragonès participe directamente en las negociaciones, Vilalta ha asegurado que el equipo negociar actual es “válido” y ha alejado esa posibilidad. Los republicanos quieren llevar el debate otra vez al pleno, aunque la probabilidades de que fructifique la investidura sean muy escasas.