Aragonès se abre a pactar los Presupuestos con los Comuns y tensiona su alianza con Junts

El 'president' invita a Jéssica Albiach a agrandar la mayoría de la investidura mientras Albert Batet le retrae a Aragonès que se abra a "mayorías no-acordadas"

El president de la Generalitat, Pere Aragonés, responde a una pregunta de la oposición durante la sesión de control en el pleno del Parlament. EFE/Andreu Dalmau

Con Albiach, sí; con Illa, no. Pere Aragonès se ha abierto a sentarse «sin exclusiones» con los Comuns, un partido que ERC considera parte de su ‘vía amplia’, aunque hasta este miércoles ha ignorado para pactar los Presupuestos. Su ofrecimiento en la sesión de control en el Parlament ha molestado a Junts, que le ha retraído que busque «mayorías no-acordadas».

El president, que ha asegurado que el voto en contra de los Comuns a Aragonès en la Generalitat es «el pasado», les propone sentarse para ampliar a la mayoría, sin renunciar a la CUP. «En los últimos días han puesto sobre la mesa la voluntad hablar sin excluir a las fuerzas políticas que facilitaron la investidura», les ha reconocido el mandatario catalán.

«Yo les propongo que nos sentemos y hablemos, sin exclusiones de la confianza del Govern y de las fuerzas políticas que hicieron posible estos presupuestos en clave transformadora», les ha remarcado Aragonès. El presidente les propone «ampliar la mayoría de la investidura» para tirar adelante las cuentas de 2022.

Un ofrecimiento que llega después de que Jéssica Albiach no viera incompatible negociar con ellos y mantener la vía abierta con la CUP. La portavoz morada le ha recriminado al president en la sesión de control su preferencia de aprobar unas cuentas «por la mínima», en lugar de intentar sumar a más actores a las cuentas.

Junts insiste en pactar solo con la CUP

Un ofrecimiento que no ha sentado nada bien en Junts per Catalunya. El portavoz del partido en el Parlament, Albert Batet, le ha recriminado a Pere Aragonès que se abra a «mayorías no-acordadas», e insisten en la responsabilidad del president de mantener en la votación de las cuentas «la mayoría del 52%».

El portavoz de Junts ha agradecido que Aragonès haya redoblado su presencia en las negociaciones con la CUP e insiste en la línea de su partido de hacer responsable al president del desenlace de las conversaciones con los antisistema. «No podemos desaprovechar el aval que representa tener la mayoría independentista», le ha recordado.

Aragonès ha asegurado que la puerta abierta a los Comuns no es una renuncia a la CUP: «Tiene mi compromiso que conseguiré que mi mayoría sea también la mayoría de los presupuestos». Además, quiere que el acuerdo con los antisistema sea «positivo, pero no forzado» e insiste en quien querría aprovechar la diversidad independentista para generar división interna.

Aragonès desoye de nuevo el ofrecimiento del PSC

A quien no le ha recogido el guante es a Salvador Illa. El jefe de la oposición, que esta mañana había pedido una reunión urgente para pactar los Presupuestos de 2022, le ha preguntado sobre si tiene previsto aceptar el guante. «Hablan de diálogo, tienen ocasión de practicarlo», les ha recriminado el líder socialista.

El presidente, que le ha retraído que hayan conocido el ofrecimiento por la prensa antes de recibir la notificación oficial, ha sido taxativo: «Usted y yo no compartimos modelo de país». Aragonès, sí que se ha abierto a reunirse, pero no a cambio de pagar el «precio» de hacer «renuncias» a su «contrato con la ciudadanía».

A diferencia de los Comuns, el PSC sí que ponía como precio a negociar con ellos una renuncia de la CUP. Los socialistas defienden algunos de los aspectos más espinosos para los antisistema, como el Hard Rock o el proyecto de Juegos Olímpicos en el Pirineo para el año 2030.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña