Aragonès lanza guiños a los Comuns ante la negativa de Junts

El candidato de ERC exige un proyecto amplio que incluya a no-independentistas que entiendan que "Cataluña tiene derecho a la autodeterminación"

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, y la presidenta del Parlament, Laura Borràs (JxCat), durante el debate de investidura, el 26 de marzo de 2021 | EFE/QG/Pool

El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, y la presidenta del Parlament, Laura Borràs (JxCat), durante el debate de investidura, el 26 de marzo de 2021 | EFE/QG/Pool

Pere Aragonès aprieta para una investidura en el último minuto, aunque de forma más retórica que real. El candidato republicano ha lanzado guiños a los Comuns y varios reproches a Junts. “Hay quien puede tener la tentación de intentar reducir esta estrategia a un proyecto hecho y pensado solo para independentistas. Nada más lejos de la realidad”.

“Estamos obligados a hacerlo con Junts. Porque hay más de lo que de lo que nos une de lo que nos separa. Llevamos hecho mucho camino juntos y aún nos queda la parte más importante para recorrer. El independentismo es plural, y así lo demuestran los resultados del 14-F”.

Aragonès ha asegurado que su proyecto es para “toda la ciudadanía de Cataluña, con independencia de su origen, de la lengua que hablen, de su situación administrativa o voten lo que quieran”. El candidato ha pedido “vitaminar las confianzas y aislar los reproches”: “La ciudadanía nos pide que trabajemos en positivo”.

El candidato de ERC también ha interpelado directamente a los Comuns, al asegurar que el problema pasa por “tender la mano al soberanismo, porque representan una parte muy importante del país que entiende y defiende desde una posición no-independentista que Cataluña tiene derecho a la autodeterminación“.

Apertura al diálogo y contra la institucionalidad paralela de Puigdemont

También, ha puesto en valor el logro de ERC de conseguir una mesa de diálogo y de la vía abierta con Moncloa. “Sería un error que el independentismo no aprovechara esta fuerza para reivindicarse ante un Estado que hasta ahora nunca había accedido a negociar con la Generalitat un referéndum de autodeterminación”.

Aragonès también se ha desmarcado de las pretensiones del Consell per la República de Puigdemont, un órgano paralelo de Waterloo con el que crear una institucionalidad paralela. El candidato republicano ha abordado uno de los principales escollos, pese a que este organismo se ha abierto a redefinirse para evitar ser una traba.

“Esta coordinación nos tiene que permitir multiplicar nuestra fuerza, y que solo será posible si reconoce todos los espacios, tanto dentro de Cataluña como en el exilio, pero también si pone en valor el liderazgo de las instituciones de Cataluña, este Parlament, el Govern y su presidente, que tiene una responsabilidad indelegable e insustituible”.

Los elogios a la CUP han vuelto a repetirse. Aragonès ha vuelto a agradecer a los anticapitalistas su apoyo a la investidura, y ha puesto énfasis en las necesidades sociales del Govern. “El fortalecimiento del estado del bienestar y la lucha contra las desigualdades van de la mano de la lucha por la independencia”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña