Imagen de archivo de unas oficinas de Amazon | EFE

Amazon soborna a clientes para hacerse con sus datos

stop

Amazon ofrece un cupón para canjear en su portal de comercio online a cambio de obtener los datos de navegación de los consumidores

Barcelona, 16 de julio de 2019 (18:42 CET)

La última promoción de Amazon le sale muy a cuentas a la multinacional estadounidense. Ofrece 10 dólares a sus clientes del Prime Day a cambio de que le permitan hacerse con sus datos personales y utilizarlos para otros fines, un detalle de suma importancia que es relegado a la letra pequeña de la oferta, por lo que muchos consumidores no se darán cuenta del mismo y aceptarán el "dinero gratis".

Este cheque de 10 dólares para canjear en Amazon se ofrece a los clientes del portal de comercio electrónico en EE UU durante las dos jornadas del Prime Day, un festival de descuentos para los suscriptores del servicio Prime de la empresa de Jeff Bezos. Para conseguir el dinero, hay que instalar Amazon Assistant, un comparador de precios para navegadores web.

Amazon Assistant muestra el precio de Amazon cuando el usuario navega las webs de venta online de competidores como Walmart o Target, y avisa cuando un producto es más barato en el gigante del comercio en internet que en los portales de los minoristas tradicionales estadounidenses. Pero la herramienta es un doble agente y trabaja en el fondo con otros fines.

Amazon usa los datos para servicios de marketing personalizado

Reuters informó de que el asistente de Amazon que compara los precios solo puede trabajar si tiene acceso a la actividad web de los usuarios, en cuenta su historial de navegación y los contenidos de las webs que visitan. Y en los términos del servicio dice, en letra diminuta, que Amazon puede utilizar todos estos datos no solo para mejorar el asistente.

A cambio de 10 dólares, y sin el consentimiento expreso de los usuarios, la compañía obtiene permiso para usar estos datos a su antojo, ya sea para sus herramientas de marketing personalizado, para promover ciertos productos o para alimentar las bases de información de ciertos servicios no relacionados con la comparación de precios entre un portal y otro.

Es una forma asequible de hacerse con información sobre cómo personalizar el marketing digital y cómo competir contra otros minoristas, datos que costarían muchos millones a empresas tecnológicas. Más de siete millones de clientes de Amazon ya usan el asistente a través de navegadores como Google Chrome y Moxilla Firefox, y no todos lo han hecho a cambio de 10 dólares.

Amazon se defendió, afirmando que "la confianza del cliente es fundamental" para la compañía y que "nos tomamos muy en serio la privacidad de los clientes", según declaraciones de una portavoz.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad