La nueva sede de Apple tiene más de 700.000 metros cuadrados.

La nueva sede de Apple, una nave espacial de 4.500 millones de euros

stop

Apple abre las puertas de su nuevas oficinas, un complejo en forma de anillo para acoger a más de 12.000 empleados

Cupertino, California, 27 de mayo de 2017 (18:55 CET)

Apple está dando los últimos toques a su nueva sede de Cupertino, un enorme complejo similar a una nave espacial diseñado por el arquitecto Norman Foster, que representa la cuadratura del círculo en la industria tecnológica: es posible crecer hasta que el poder rezume de las oficinas.

Apple Park es un campus con forma de anillo que, a lo largo de sus más de 708.000 metros cuadrados, utiliza múltiples innovaciones para hacer realidad algunos de los sueños de Steve Jobs, entre ellos replicar la sensación de apertura y libertad que esperarán fuera del trabajo a sus 12.000 ocupantes.

Los ocho años que ha tardado en estar lista la sede le permiten presumir de grandes cifras y maravillas técnicas, como una puerta de cristal de cuatro pisos de altura, pero para el jefe de diseño de Apple, Jonathan Ive, el mayor logro fue "hacer un edificio donde mucha gente puede conectar, colaborar, caminar y hablar", recoge la revista Wired.

Esa era la principal idea de Jobs, el cofundador de Apple convertido en gurú tecnológico, quien pasó los dos años previos a su muerte en 2011 desarrollando los detalles de un complejo que combinaría naturaleza y funcionalidad, junto a un equipo de arquitectos liderado por Norman Foster.

Apple Park es el edificio ventilado de forma natural más grande del mundo

Apple Park comenzará a ser ocupado por los empleados a partir de junio, y este es el edificio ventilado de forma natural más grande del mundo, está diseñado para no necesitar calefacción ni aire acondicionado durante nueve meses al año. "Hemos conseguido uno de los edificios más eficientes en energía del mundo y el campus funcionará solo con energía renovable", detalló el consejero delegado de Apple, Tim Cook, sobre la sostenibilidad del proyecto.

Apple sede
La nueva sede de Apple representa los sueños de grandeza de Steve Jobs

Como cualquier gran tecnológica, Apple no escatimó en curiosidades para sus nuevas instalaciones. La más llamativa: el auditorio Steve Jobs, con forma cilíndrica, paredes de cristal de seis metros de altura y capacidad para 1.000 personas. Asimismo, los empleados podrán hacer ejercicio, ir al médico o relajarse en un centro de bienestar de 9.000 metros cuadrados que esconde una sala de yoga de dos pisos, recubierta de un tipo de piedra que recuerda al hotel favorito de Jobs en Yosemite.

La nueva sede de Apple ha costado más de 4.500 millones de euros

O quizás preferirán desconectar en la cafetería, donde hasta 4.000 trabajadores pueden tomar asiento entre la planta principal y las zonas de balcón, incluso al aire libre cuando haga buen tiempo, abriendo las dos enormes puertas de cristal que se alzan a lo largo de los cuatro pisos del recinto.

Con un presupuesto que supera los 4.500 millones de euros, el edificio está preparado contra terremotos y rodeado de 9.000 árboles resistentes a la sequía, características que siembran el terreno para trabajar en la "California idealizada" por Jobs.

Aunque inicialmente Apple Park iba a ocupar un recinto de 303.000 metros cuadrados a menos de dos kilómetros de su oficina central, Infinite Loop, la salida al mercado de una parcela previamente ocupada por Hewlett-Packard (HP), donde Jobs trabajó un verano a los 12 años, cambió el destino de la sede.

Lejos quedan ya los inicios de Apple, cuyos primeros ordenadores vieron la luz en 1977 en el garaje de la casa familiar de Jobs, hoy considerado lugar histórico en Los Altos y situado no demasiado lejos del garaje donde su admirada HP también dio sus primeros pasos, en Palo Alto. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad