El coche del futuro ya está en el Salón del Automóvil

stop

AVANCES TECNOLÓGICOS EN EL SECTOR DEL MOTOR

El espacio 'Connected Car', en el Salón del Automóvil de Barcelona

en Barcelona, 09 de mayo de 2015 (22:28 CET)

La tecnología móvil va más allá de las aplicaciones que podemos usar en nuestros dispositivos. La posibilidad de interconectar diferentes personas, objetos y servicios de la vida cotidiana supone un cambio de paradigma para muchos sectores económicos. Y el de la automoción es uno de ellos. Por eso, el Salón Internacional del Automóvil –que comenzó ayer y durará hasta el día 17—incluye por primera vez el espacio Connected Car, una sala dedicada en exclusiva a los avances técnicos que permiten conectar al vehículo con su entorno.

Recibir avisos sobre incidencias o el mal estado de una carretera, detectar si en los parkings más cercanos hay plazas libres y dirigir al vehículo automáticamente hacia allí, alertar al conductor sobre su mala conducción o informar a la compañía de seguros acerca de cuál es la póliza más adecuada para el cliente según los datos recogidos por el turismo. Estas son algunas de las aplicaciones que el coche inteligente pone a disposición de un usuario que, cada vez más, valora estos servicios a la hora de adquirir el vehículo (según un informe de la consultora Accenture, para el 66% de los compradores la tecnología es más importante que el rendimiento del coche).

Conectividad móvil

El espacio Connected Car ha sido impulsado y está patrocinado por la fundación Mobile World Capital Barcelona. Esta entidad, vinculada al gran congreso de los móviles, trabaja de la mano de empresas e instituciones para hacer de la capital catalana un punto de referencia de la tecnología móvil. Durante el Salón que se inició ayer, pone a disposición del visitante un simulador virtual en el que, a través de unas gafas con visión de tres dimensiones, el usuario puede experimentar algunos de estos avances ya desarrollados.  

Óscar Pallarols, director del programa Smart Living de MWC Barcelona, explica que esta experiencia de realidad virtual tiene "un afán pedagógico" y pretende dar a conocer varias de las aplicaciones ya en el mercado. Pallarols explica que "la tecnología en torno al coche abarca diferentes elementos dentro del vehículo". Por un lado estaría el soporte a la conducción --aquel que pueden experimentar los que prueben este simulador--, pero también incluye a los pasajeros del coche (a través de servicios de entretenimiento, etc.), a la propia marca (por ejemplo, aportando información del estado turismo) o, incluso, a terceros (como, en su caso, las compañías aseguradoras).

Soporte a la conducción

En relación a los servicios que el conductor puede obtener a través de estas aplicaciones, desde el MWC Barcelona ponen el énfasis en cuestiones como la seguridad o la eficiencia en la carretera. La conducción inteligente permite al usuario no sólo adelantarse a los peligros que puede encontrar en el camino (con sistemas de detección y avisos), sino que también le permite conocer sus errores y carencias. Por ejemplo, mediante una señal que le indique el excesivo tiempo que lleva al volante y cómo esto puede afectar al manejo del coche.

Tal y como podrán observar los que prueben el simulador abierto al público, la gran mayoría de estas informaciones son transmitidas a través de una interfaz de voz. Así mismo, en casos puntuales, estos mensajes se pueden proyectar en el cristal del automóvil por escasos segundos, intentando evitar así posibles distracciones del conductor.

Ciudad interconectada

Pallarols explica que todos los avances en este ámbito están muy ligados al desarrollo de otras tecnologías en el entorno del Smart Living. Es decir, todas aquellas aplicaciones destinadas a mejorar las interacciones de la gente con la ciudad en la que viven. Por ejemplo, si un ayuntamiento no dispone de una red que permita conocer el estado del tráfico en sus carreteras a través de un sistema wi-fi, las posibilidades de un vehículo con esta capacidad técnica quedan muy limitadas.

En este sentido, en el espacio Connected Car, también tienen presencia las empresas que llevan años trabajando para desarrollar y comercializar aplicaciones de este tipo. Una de ellas, es el grupo Idiada, perteneciente a la multinacional Applus, y especializado en el ensayo y certificación de prototipos del mundo de motor. Entre sus proyectos, también está el diseño de aplicaciones como el Vehicular Risk Awareness Intelligent Network (VRAIN) –expuesta este año en el Salón de Automóvil--, una red integral que previene los accidentes en la carretera anticipándose a ellos.

Aplicaciones en el mercado

En este espacio también tienen cabida otras soluciones innovadoras, tanto de grandes marcas como de empresas más modestas. La multinacional Bosch expone aquí algunas de las tecnologías que la firma alemana ha desarrollado para fabricantes de vehículos, como un sistema de gestión de flotas, que mantiene los automóviles de una empresa en una revisión técnica permanente, o una aplicación que permite el aparcamiento automatizado de turismos.

Por su parte, la compañía catalana Infoserveis, especializada en el desarrollo de softwares, muestra este año la Cloud Active Reception (CAR), una aplicación dirigida a concesionarios y talleres de reparación que facilita la recepción de vehículos y su gestión informatizada. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad