Fotografía: Lexus

El Lexus ES es el primer vehículo de producción sin espejos retrovisores

stop

El modelo saldrá a la venta en octubre y se comercializará en Japón con cámaras digitales en lugar de espejos

Madrid, 13 de septiembre de 2018 (12:34 CET)

Hasta ahora todos los vehículos que se han aventurado a reemplazar los espejos retrovisores convencionales con cámaras digitales eran prototipos o vehículo conceptuales. El Lexus ES será sin embargo el primer vehículo de producción que aplicará esta solución que la marca denomina Digital Side-View Monitors.

En el interior del vehículo el sistema de cámara exteriores se complementa con dos pantallas de 5 pulgadas colocadas en la base de los pilares A del vehículo, los pilares que soportan el parabrisas.

20180912 01 03 s

Fotografía: Lexus

La principal ventaja de utilizar un sistema de cámara en lugar de los retrovisores convencionales es que las cámaras se ven menos perturbadas por las inclemencias del tiempo caso de la lluvia, que dificulta la visión tanto por el agua en los cristales como por las gotas que quedan en el espejo retrovisor.

Las cámara digitales también reducen los deslumbramientos al ajustar la cantidad de luz que recibe el sensor de la cámara y al posibilitar el procesado de la imagen para optimizar la visualización del entorno. Además las cámaras pueden pueden ajustar su orientación y el zoom manualmente o automáticamente al maniobrar, por ejemplo para aparcar, y superponer en la imagen información complementaria para el conductor.

20180912 01 10

Fotografía: Lexus

Otra ventaja tiene que ver con la menor superficie exterior de los soportes, que mejoran la visibilidad y que reducen el ruido aerodinámico; la mejora en el coeficiente aerodinámico supone una ligera mejora en el consumo de combustible. En el caso de las cámara del Lexus ES sin embargo no parece que la superficie expuesta sea muy inferior al que ocuparía un retrovisor convencional.

De momento el sistema de cámaras del Lexus solo estará disponible en los modelos comercializados en Japón, país en el cual se legalizó el uso de cámaras en sustitución a los retrovisores mecánicos en 2016

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad