Fotografía: Emma Paillex en Unsplash

Google copia las historias de Instagram (pero solo para youtubers)

stop

Youtube ya permite a los usuarios con más 10.000 suscriptores compartir historias como las de Snapchat e Instagram

Barcelona, 30 de noviembre de 2018 (11:21 CET)

De las grandes plataformas virtuales, solo falta Twitter. El concepto de "stories" (o historias) impulsado por Snapchat –y que Facebook fusiló para incluir exitosamente en Instagram, Whatsapp y su propia plataforma– llegó hace un año a Youtube, pero en rollo exclusivo. No todos los usuarios de la plataforma de vídeos de Google pueden subir historias, sino que hasta ahora ha sido una herramienta disponible para un selecto grupo de youtubers.

Youtube quiso eludir las acusaciones de copia a Snapchat llamando primero Reels al concepto, pero ya le llama Stories, dada la popularidad del formato en los últimos años. También agrandó el grupo de youtubers que pueden comunicarse con sus seguidores de esta forma, puesto que la compañía permitirá ahora que todos los usuarios con más de 10.000 suscriptores puedan publicar historias en la plataforma.

Los Stories de Youtube permanecen en el sitio siete días y permiten a los fans hablar con los youtubers. Las historias se han convertido en un método imprescindible de comunicación en la etapa de "adolescencia" de las redes sociales, y su normalización en Youtube es una reivindicación para los creadores de contenido de la red social, en el tanto representa una forma sencilla y rápida de comunicarse con sus seguidores sin tener que producir y editar un vídeo formal.

Más cambios en Youtube

El portal de contenido audiovisual más consultado del planeta tiene otras novedades relacionadas con el contenido. Youtube lanzó su paquete de contenidos prémium hace seis meses, que permite a los usuarios disfrutar de sus producciones originales por una cuota mensual. No obstante, la empresa anunció que cambiará el enfoque de esta división del negocio y que compartirá algunas de sus producciones de forma gratuita, a cambio de un poco de publicidad.

En 2020, todo el contenido de Youtube será gratuito, y la suscripción mensual no será para acceder a los programas y películas de la empresa, sino para poder verlos sin la interrupción de anuncios. Así las cosas, los usuarios tendrán la posibilidad de ver el grueso de sus programas en los próximos dos años, y quienes no paguen tendrán que ver un número de piezas publicitarias, en un esfuerzo para adaptarse a la dura competencia de Netflix y Amazon.

"Mientras nos acercamos a 2019, continuaremos invirtiendo en programación con guión y transformándonos para financiar nuestros Youtube Originals con publicidad para alimentar la creciente demanda de una base de seguidores global", explicó la filial de Google. "La próxima fase de nuestra estrategia de contenido original aumentará la audiencia de nuestros creadores y proveerá a los anunciantes con obras increíbles que apelan a la generación Youtube", agregó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad