El modelo "camera-first" de Snapchat ha influido a Instagram, Facebook y, tal vez pronto, a Twitter. Foto: Creative Commons
stop

Facebook e Instagram no son la única preocupación de Snapchat: Twitter también quiere copiar su formato de archivos “fantasma” o Stories

Alessandro Solís

El modelo "camera-first" de Snapchat ha influido a Instagram, Facebook y, tal vez pronto, a Twitter. Foto: Creative Commons

Barcelona, 15 de marzo de 2018 (19:18 CET)

Desde finales de enero, los rumores de una próxima actualización de Twitter apuntan a una fuente de inspiración: Snapchat. Como lo hizo Instagram y luego su matriz Facebook con el formato de archivos “fantasma” (los Stories), Twitter podría presentar una herramienta muy similar para mantener su liderazgo de contenidos noticiosos en las redes sociales.

Lo adelantó Mashable en enero y lo confirma CNBC esta semana, con una aclaración importante: la actualización podría no llegar nunca. Sin embargo, según fuentes cercanas a la empresa, Twitter desarrolla actualmente su propio formato de Stories, que permitirá a los usuarios mirar vídeos y fotografías de determinados acontecimientos desde la pestaña de “Descubrir”.

La red de las noticias

Twitter presume de ser una red social de noticias, pero en realidad Snapchat suele ser el medio digital en el que más rápido se pueden ver los acontecimientos. A pesar de permitir imágenes y vídeos, Twitter lidera el campo de las noticias escritas y la publicación de links, mientras que el contenido audiovisual noticioso sigue siendo el expertise de Snapchat.

La decisión sería la respuesta directa de Twitter a un fenómeno que ha quedado en claro en los últimos meses: en caso de noticias relacionadas con tiroteos o desastres naturales, las imágenes más crudas y transparentes de lo que sucede suelen transmitirse primero por medio de Snapchat y no por Twitter.

La implementación de Stories en Twitter cambiaría su enfoque de texto a vídeo y fotos

De aprobar la actualización, sería un cambio gigantesco en la dinámica del usuario de Twitter, pues por primera vez la plataforma abre un espacio “camera-first”; es decir, en el que se insta al usuario a tomar vídeos y fotos directamente desde la app, a diferencia del formato clásico de Twitter de compartir mensajes de texto de un limitado número de caracteres.

Cambiar el énfasis de texto a vídeo y fotos también tiene el potencial de crear un nuevo mercado de publicidad para Twitter, con anunciantes que ya han apostado por posicionar sus marcas en los Stories de Instagram, Facebook y Snapchat.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad