Indra y Telefonica, los grandes beneficiarios de los primeros contratos TIC de la Generalitat

stop

El tercer gran adjudicatario, T-Systems, pierde relevancia en los ámbitos en los que tenía más presencia hasta la fecha. Las pymes catalanas, las grandes vencedoras de las aplicaciones

De izquierda a derecha: Carles Flamerich, Francesc Xavier Mena, Enric Colet y Jordi Escalé

27 de julio de 2012 (19:43 CET)

El director general de telecomunicaciones de la Generalitat, Carles Flamerich, ha explicado este viernes la filosofía con la que se han abordado las dos primeras adjudicaciones de la privatización de las TIC de Catalunya: “Queremos multinacionales y empresas catalanas. Lo queremos todo, y es difícil”. Aunque las dos compañías más beneficiadas en el arranque de la privatización son dos monstruos del sector: Indra y Telefónica.

De los 991 millones de euros de presupuesto máximo de licitación de los diálogos de aplicaciones y desktop, la consultora presidida por Javier Monzón ha conseguido negocio por un valor de 275,3 millones. Aunque no va sola. En algunos lotes puja junto a pymes catalanas como Zemsania o Accenture, y empresas con un pie en el sector. Como la catalana Emte (familia Sumarroca) o Iecisa (El Corte Inglés).

En cuanto al grupo de telecomunicaciones liderado por César Alierta, sólo ha conseguido una adjudicación en esta parte del concurso. Pero ha sido un gran lote, valorado en 190,51 millones de euros, para encargarse de las plataformas tecnológicas de todos los puestos de trabajo de la Generalitat.

Victoria pírrica

El tercero por volumen de negocio es T-Systems. El consejo de administración del Centre de Telecomunicacions i Tecnologies de la Informació (CTITI) le ha adjudicado cuatro lotes de servicios, de ambos diálogos, por un valor total de 180,39 millones de euros.

Pero la filial de Deutsche Telekom con sede en Barcelona era muy potente en estos dos sectores. Fuentes del sector comentan que ha sido la gran perjudicada frente a las pymes catalanas, ya que en el diálogo de aplicaciones ha sido donde han tenido más presencias. Incluso ha conseguido la adjudicación de un lote por valor de 20,97 millones de euros TICxCat. Esta sociedad limitada, que se constituirá en las próximas semanas, engloba a varios grupos tecnológicos catalanes muy pequeños. Muchos de ellos, nacidos en el ámbito universitario. 

Pymes catalanas

Precisamente, este era uno de los objetivos de CTITI a la hora de plantear la privatización mediante diálogos competitivos. “Al inicio, algunas no tenían la dimensión suficiente para entrar y ahora han competido con multinacionales y han ganado”, ha afirmado el secretario general de la conselleria d'Economia i Ocupació, Enric Colet. De ella depende la empresa pública de telecomunicaciones.

También se ha llevado una parte importante del pastel Itteria. Una unión que engloba a otras TIC catalanas con más recorrido: Seidor, Aventia y Com2002 (sociedad de Nexica). A Altran le han adjudicado negocio por valor de 37,37 millones de euros.

Otras grandes empresas

El sector de las telecomunicaciones en Catalunya se sorprendió de que el gigante HP sólo presentara una oferta en los dos primeros diálogos que se han adjudicado. Pero se ha llevado el gato al agua. Junto a la pyme Vass Consultoria, ha obtenido negocio por valor de 47,0 millones de euros. El único al que aspiraba.

IBM y Insa, unidos para trabajar en el ámbito de aplicaciones sociosanitarias y gestión de expedientes, han recibido una adjudicación de 66,61 millones de euros. Una cantidad superada por los japoneses de Fujitsu. En el diálogo de desktop el CTITI les ha adjudicado negocio por valor de 106,85 millones. También trabajan con empresas del sector: Microsistemes (sociedad de Seidor), Everis y Canon.

'Due diligence'

Colet y Flamerich han avisado de que las cantidades económicas que aparecen en el proyecto son el presupuesto máximo del que disponen las compañías, no el real. Además, los importes van ligados al precio del servicio. Si desaparecen, automáticamente se les limitará el presupuesto. Algo que afectará especialmente a las compañías que ofrecen los servicios necesarios en los puestos de trabajo de la Generalitat si, finalmente, se reducen las plazas de funcionarios. 

El secretario general también ha anunciado que, al final de todo el proceso, la Generalitat impulsará una due diligence “para conocer todos los detalles de las adjudicaciones”. En este punto, no descartan que se reasigne algún lote si no se cumplen con los requisitos iniciales. “Si se demuestra que en la documentación presentada algún aspecto no es exacto más allá de lo razonable se tendrá que replantear”.

Por el momento, las adjudicatarias tienen 10 días para presentar toda la documentación requerida en el proyecto. Los dos diálogos que quedan pendientes de licitar son el de telecomunicaciones, que se resolverá en agosto, y el de CPD. Este último es el más complejo, ya que incluye todos los procesadores de datos de la Generalitat, y no se asignará hasta septiembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad