Amazon tampoco acudirá al Mobile World Congress de la edición 2020 para preservar la salud de sus trabajadores ante el coronavirus. Foto: Efe/SS

La tasa Google: 3.200 millones se han marchado a paraísos fiscales

stop

Esta década, las grandes tecnológicas como Amazon, Facebook y Google han evadido 90.100 euros de impuestos en todo el mundo

Economía Digital

Amazon tampoco acudirá al Mobile World Congress de la edición 2020 para preservar la salud de sus trabajadores ante el coronavirus. Foto: Efe/SS

Barcelona, 22 de diciembre de 2019 (16:52 CET)

Los impuestos que deberían pagar las grandes tecnológicas están creado tensiones entre los gobiernos de todo el mundo. Concretamente, existe una diferencia de más de 90.100 millones de euros entre los impuestos que han pagado las grandes tecnológicas en esta década y los que deberían de haber desembolsado. Solo en España se han restado 3.200 millones de euros a las arcas públicas. Así lo indica el informe que Fair Tax Mark ha publicado este mes.

Entre 2010 y 2019, las Big Tech deberian haber pagado 252.100 millones de euros, pero se han limitado a tributar 162.000 millones. “Las empresas del tipo de Amazon y Facebook parece que tienen la evasión de impuestos programada tanto en su estructura organizativa como en su ética directiva”, ha explicado a el diario El Mundo Paul Monaghan, director ejecutivo de Fair Tax Mark.

En el informe también destacan las diferencias que existen entre las diferentes tecnológicas. Mientras Amazon ha pagado un impuesto de sociedades de 3.000 millones, Apple lo ha hecho por un valor de 84.400 millones de euros. “Los beneficios continúan desplazándose a paraísos fiscales, especialmente a Bermudas, Irlanda, Luxemburgo y Holanda”, aclara el estudio.

En Holanda precisamente es donde se encuentra la sede europea de Netflix: “Como Amazon, Netflix opera sobre un margen de beneficios muy estrecho, de un 5% en lo que va de década, y tiene una deuda que crece muy rápidamente. Por lo tanto, su desvío de beneficios es más difícil de distinguir, pero la manera en la que los ingresos europeos se computan en Holanda sirve como señal de alarma”, apunta Monaghan.

La respuesta de los distintos gobiernos ante la situación

Delante de tales actuaciones, varias naciones ya han implantado un impuesto para salvar esta fuga de dinero, especialmente el último año. Esto ocurre también por las necesidades derivadas de la desaceleración económica. Un ejemplo de país que ha empezado a tomar medidas es Francia, que ha instaurado una tasa Google. Por otro lado, el PSOE ya ha manifestado en varias ocasiones que quiere seguir esa misma senda en España.

El fallido Proyecto de Presupuestos Generales elaborados por los socialistas para 2019 incluía un Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD) que grave “los servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos”. Un impuesto digital parecido ya se ha planteado en Reino Unido, Italia, Hungría, Australia, India, Uruguay y Chile.

En España, sin embargo, algunas asociaciones digitales insisten en que una tasa Google repercutiría en el ecosistema digital, start-ups incluidas, y finalmente en el usuario.

España se lleva un 13% menos del impuesto de sociedades

España tiene un desvío a paraísos fiscales de en torno a 13.300 millones de euros en beneficios, que en 2016 se transmitieron a otras naciones con una tributación laxa. Esta transmisión entre naciones habría restado 3.200 millones de euros a las arcas públicas españolas, un 13% del impuesto de sociedades que se podría haber inyectado de no existir los paraísos fiscales.

En total, las tecnológicas dejaron en España 22 millones en impuestos el año pasado. Apple tributó con 10,1 millones; Google, con 6,8 millones; Amazon, con 4,4 millones; Facebook, con 0,8 millones; y Netflix, con 0,3 millones en 2018.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad