La leuconiquia, las marcas blancas en la uña, surge cuando hay heridas o problemas de salud.

Esto es lo que revelan sobre tu salud las marcas blancas de las uñas

stop

Las marcas de las uñas surgen por heridas, pero otras revelan la existencia de enfermedades dermatológicas o hepáticas

Economía Digital

La leuconiquia, las marcas blancas en la uña, surge cuando hay heridas o problemas de salud.

Barcelona, 13 de marzo de 2017 (12:00 CET)

Muchas veces surgen unas pequeñas marcas blancas en las uñas, como manchas o pequeñas rayas. Si bien hay personas que no les prestan atención, o creen que son hongos que desaparecerán al poco tiempo, lo cierto es que son señales que advierten de que hay problemas en el organismo. Estas marcas tienen un nombre científico, y es leuconiquia, del griego leuko (uñas) y onyx (blancas), y se dividen en cuatro tipos de patologías:

Leuconiquia punteada: es el tipo más común, y se produce por golpes o traumas, sobre todo en la infancia. Sin necesidad de tratamiento, hay que esperar unos ocho meses a que desaparezca.

Leuconiquia estriada: son bandas transversales, de color blancuzco, y surgen por el uso excesivo de pintauñas, esmaltes u otros productos de manicura, que lastiman la raíz de la uña. Pero también revelan que la persona sufre de algún tipo de enfermedad, como malaria, lepra, herpes o sarampión.

Leuconiquia longitudinal: la marca blanca cruza la uña de lado a lado, y surge en las personas que sufren de la enfermedad de darier, que causa la aparición de ampollas con pus en el cuerpo.

Leuconiquia total: en estos casos, toda la uña adquiere un color blanquecino. Es un tipo poco frecuente, posiblemente por causas hereditarias, y aparece a los pocos años de vida; aunque también aparece por un consumo desmedido de antibióticos, o por el padecimiento de enfermedades hepáticas, dermatológicas, o por un desorden proteico.

Los casos más graves

En los casos más graves, por supuesto que se debe consultar a un médico. Pero los más leves se pueden prevenir con una dieta saludable y balanceada. También los guantes de goma son una protección efectiva para no arruinar las uñas, así como las cremas hidratantes y las cremas para cutículas.

En el caso de las mujeres que usan esmaltes, cabe recordar que estos tapan la ‘respiración’ de las uñas, por lo que se recomienda moderación, sobre todo con los quitaesmaltes, que acentúan la sequedad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad