El contacto no deseado es el riesgo más común que perciben los usuarios de internet. Foto: Stocksnap/Pixabay

Microsoft certifica un mayor civismo online (aunque no lo parezca)

stop

El Índice de Civismo Digital de 2018 mejora un 2% en 2018. Microsoft explica cuáles son los cuatro principios para socializar en internet

Alessandro Solís

Economía Digital

El contacto no deseado es el riesgo más común que perciben los usuarios de internet. Foto: Stocksnap/Pixabay

Barcelona, 07 de febrero de 2019 (13:04 CET)

Pese a que una mirada rápida a los titulares sobre internet y tecnología podría crear la percepción contraria, Microsoft dice que el civismo online ha mejorado en el último año. El avance tampoco es descomunal, pero es un avance a fin de cuentas, según los resultados del Índice de Civismo Digital (DGI, por sus siglas en inglés) que la compañía hace públicos por tercer año consecutivo.

La tecnológica fundada por Bill Gates explica que el DCI funciona como el resultado de un partido de golf: a menor valor porcentual (de 0 a 100), menor la exposición al riesgo que acusan los encuestados (y, por lo tanto, mayor percepción de civismo virtual entre las personas de ese país).

A nivel general el DCI de 2018 cayó un 2% con respecto a 2017, aunque es un 1% más alto que en 2016, cuando se midió por primera vez.

En contacto no deseado en internet, a la baja

El contacto no deseado es el riesgo más común entre las respuestas de los encuestados, tanto en este estudio como en los otros dos que se han hecho al respecto. El 40% de los encuestados en 2018 dijeron que experimentaron contacto no deseado en internet, un 4% menos que el registrado hace un año. Este descenso, el único cambio verdadero en la lista de riesgos, fue el responsable de la mejora general en el DCI de este año.

Después de exponerse a riesgos virtuales, los entrevistados dijeron que sus vidas se hicieron más estresantes, que perdieron sueño y que redujeron su participación en las redes sociales y en los foros digitales.

Por otro lado los adolescentes se están acercando más a sus padres o a otros adultos confiables para pedir ayuda ante la presencia de riesgos online: el 42% pidieron ayuda a sus padres en el último año, un 32% más que en 2017.

Además de publicar los resultados del DCI de 2018, Microsoft recuerda sus cuatro principios de civismo en internet: actuar con empatía, compasión y amabilidad en todas las interacciones virtuales; respetar las diferencias y actuar con consideración en las discusiones; no responder inmediatamente a comentarios con los que no se esté de acuerdo; y defender a las víctimas de abuso o crueldad online.

Reino Unido y EEUU: los países con mejor percepción de civismo en internet

Microsoft realizó esta encuesta a jóvenes y adultos en 22 países y encontró que la mejoría en el civismo digital es más pronunciada en países como Estados Unidos, Francia, Alemania y Bélgica. El estudio mide la percepción de riesgos virtuales en cuatro categorías: reputación, comportamiento, sexismo y intrusión personal. Y, aunque el cambio no es elevado, todo apunta a que internet es más agradable hoy que hace un año.

España no forma parte del estudio este año. Los entrevistados en EEUU, Alemania, Francia y Bélgica registraron un DCI notablemente más bajo en esta última encuesta, lo que se traduce en mayores niveles de percepción de civismo online entre las personas de esos países, informó Microsoft.

La mayor mejora se registró en EEUU, que cayó 10 puntos hasta el 51%, solo superado en la clasificación general por el Reino Unido (un 50%).

El top 10 de los países con mejor percepción de civismo virtual lo completan Malasia, la India, Canadá, Italia y Singapur, todos con una nota de entre el 58% y el 63%. Irlanda, México, Brasil, Turquía, Vietnam, Hungría, Colombia, Argentina, Rusia, Chile, Sudáfrica y Perú fueron los demás países analizados; en el último, el resultado fue del 79%, lo que quiere decir que sus ciudadanos no sienten la seguridad que acusan los británicos, por ejemplo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad