Fotografía: Lidya Nada en Unsplash

Por qué los emojis no son populares en las direcciones de internet

stop

Aunque desde hace años es posible utilizar dominios de internet que contienen los populares emojis, por ahora tienen más inconvenientes que ventajas

Madrid, 25 de marzo de 2019 (14:54 CET)

La direcciones de internet tal cual las conocemos surgieron con la década de 1990, con la World Wide Web, como una forma de localizar servidores en internet de forma "humana": simplemente para las personas es más fácil recordar y escribir palabras y nombres —como Smartzings.com— que secuencias de números de tipo 172.0.0.3, que es como realmente se identifican las máquinas en internet.

Más recientemente, hacia 2015 con la popularización de los emojis, se hizo posible utilizar estos pequeños iconos en las direcciones de internet. Entre sus ventajas más evidentes: los emojis se entienden de forma "universal" y más allá de los idiomas.

Los inconvenientes de utilizar emojis en dominios de internet

Sin embargo utilizar emojis en los dominios de internet también tienen algunos inconvenientes; suficiente como para que, hasta ahora, no se hayan popularizado. De hecho apenas se utilizan por diversos motivos.

El más evidente es que no todo el mundo sabe cómo teclear un emoji, especialmente en ordenadores. En los móviles es más evidente; tanto que mucha gente piensa que los emojis con un recursos exclusivo de Whatsapp, o de los móviles, y que no están disponibles en ordenadores convencionales, portátiles y de sobremesa.

Fotografía: Iabzd en Unsplash

Incluso en en los ordenadores Macbook Pro y similares (que disponen de una pantalla táctil complementaria) el acceso a los emojis requiere conocer "el truco". De hecho únicamente las versiones más recientes de los sistemas operativos de ordenador soportan los emojis.

De modo que "en la práctica es mucho más fácil escribir una dirección e internet en un móvil que en un ordenador", dicen en IEEE Spectrum. Y además sucede que muchas aplicaciones ni siquiera contemplan la posibilidad de utilizar direcciones de internet con emojis: "No es posible incluir en las direcciones de internet de Instagram, ni tampoco en Google Docs."

Los emojis tienen otros inconvenientes determinantes que dificultan su aplicación en dominios o direcciones de internet: los hay que son muy parecidos entre sí, sin ser el mismo; y además los emojis no se ven igual en todos los sistemas operativos, de ordenadores o de móviles.

"Y debido a que los emojis se actualizan constantemente por [estándar de codificación de caracteres] Unicode algunos de los emojis más reciente (como el oso de peluche) no se muestran en todas las plataformas". Aquellos emojis que existen en una plataforma y no en otro (por ejemplo, aquellos que solo se muestran en iPhone y no en Android, o viceversa) simplemente aparecen como un "cuadradito" sin contenido.

Problemas de seguridad y de accesibilidad

Para el ICANN, el organismo responsable de asignar las direcciones del protocolo IP, los nombres de dominio con emojis tampoco resultan seguros: "aunque los emoji se han apoderado de todas las formas de conversación digital suponen un grave riesgo de seguridad cuando se utilizan en los nombres de dominio debido a la ambigüedad y confusión."

Esta ambigüedad, debida a su similitud especialmente cuando su tamaño es pequeño o cuando tienen la misma forma pero de diferente color "expone a los usuarios al phishing y a otros ataques de ingeniería social," explican. Sucede por ejemplo con los emojis de las manzanas rojas y verdes (no son el mismo, pero son manzanas) y con los de cualquier figura humana disponible con cinco tonos diferentes de piel: hacen que un mismo emoji sea difícil de distinguir y que está sujetos a las interpretación.

Esa ambigüedad también supone un problema de accesibilidad para aquellas personas que utilizan ayudas como los lectores de pantalla que utilizan las personas ciegas o con baja visión: el mismo emoji se puede "leer" de diversas maneras y no siempre del mismo modo que se utiliza personalmente.

De modo que el lectores de pantalla integrado en móviles iPhone y Android no leerán el emoji del corazón (❤️) como "te quiero" o "me encanta" sino como "corazón rojo" (iPhone) o simplemente "corazón" (Android), explican en IEEE Spectrum.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad