En 2018 la multinacional china Huawei facturó un 17% más en España. EFE-OS

Tengo un móvil de Huawei (u otra marca china), ¿debo preocuparme?

stop

La ruptura de Google con Huawei causa preocupación entre los clientes de smartphones de Huawei, y también entre los usuarios de otras marcas chinas

Madrid, 21 de mayo de 2019 (04:55 CET)

La ruptura de Google con Huawei no debería tener consecuencias inmediatas para quienes utilicen smartphones de las marcas Huawei u Honor, la segunda marca de Huawei: en principio el mismo smartphone Huawei que funcionaba ayer debería funcionar igual hoy, y también mañana.

Tanto Google como Huawei han confirmado que los usuarios de estos móviles seguirán teniendo acceso a los servicios de Google, incluyendo la tienda de apps Play Store, Gmail, Youtube o Google Pay entre otros.

Además Huawei ha asegurado que sus modelos actuales (los ya vendidos y ya fabricados, en stock) recibirán actualizaciones de seguridad y soporte posventa.

Actualizaciones de seguridad, sí; pero esos móviles no recibirán (salvo que cambien las circunstancias) nuevas versiones de la versión de Android de Google. No recibirán la nueva versión del sistema operativo Android Q de Google previsto para el próximo mes de agosto.

No solo Google, no solo Huawei

El asunto no es sólo es una cuestión de software. Fabricantes de microchips como Qualcomm o Intel, entre otras, incluyendo la alemana Infineon, tampoco proporcionarán procesadores a Huawei, lo cual también supone un problema incluso a pesar de que Huawei fabrica ya algunos de sus propios microchips.

Tampoco es solo una cuestión de Huawei. El fabricante chino ZTE vivió una experiencia similar el año pasado, aunque finalmente logró que —pago multimillonario de por medio— el Gobierno de EE UU levantara su veto el año pasado. Hoy, sin embargo, apenas queda rastro de ZTE en el mercado de consumo.

Esto ha llevado a muchos usuarios a preguntarse si su móvil (u otro dispositivos tecnológico) de marca china puede ser el siguiente en verse afectado por una prohibición similar.

No habrá más móviles de Huawei con Android de Google, de momento

Aunque en su comunicado Huawei dice que los móviles Huawei y Honor seguirán recibiendo actualizaciones y soporte posventa la compañía no menciona plazos ni fechas. Pero es de esperar que mantenga actualizados esos móviles durante al menos un año, siempre dentro de su actual versión de Android.

Más allá el futuro de estos móviles es más borroso, por lo que ahora mismo no es buena idea adquirir un móvil de Huawei, caso del Huawei P30 Pro y derivados para cuyo lanzamiento Huawei no escatimó en gastos, especialmente en 'influencers'. No al menos hasta que esté más claro que va a suceder con estos teléfonos en el futuro.

Lo que sí se sabe es que, por ahora y con toda probabilidad, los futuros móviles de Huawei (y de Honor) no van a incorporar los servicios de Google, esenciales para la mayoría de usuarios internacionales.

Huawei parece apostar por un ecosistema Android propio

Huawei podrá seguir utilizando el sistema operativo Android porque es de código libre, pero sus teléfonos (suponiendo que pueda seguir fabricándolos sin proveedores de EE UU) no incorporarán productos ni servicios de Google.

Este tipo de dispositivos Android pero sin Google (como los Fire de Amazon) son comunes en China. Sin embargo no tienen apenas cabida en el mercado internacional, incluyendo Europa, Oriente Medio y Africa que representan el 50% del mercado de Huawei, según datos de IDC.

Para satisfacer a estos mercados Huawei deberá ofrecer su propia tienda de apps y otros servicios esenciales equivalentes a los de Google, algo que Huawei parece dispuesta a intentar al afirmar que "seguirá construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible, para ofrecer la mejor experiencia a todos los usuarios del mundo."

Y aunque Huawei tiene la capacidad técnica y económica para desarrollar su propio ecosistema, para bien o para mal por ahora los usuarios internacionales dependen más de Google que de Huawei.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad