stop

Elon Musk, dueño de Tesla y SpaceX, prevé que en 2024 tendrá cuatro cohetes para transportar a los primeros humanos a Marte

Economía Digital

Elon Musk, dueño de Tesla y SpaceX, durante su presentación en el Congreso Astronáutico Internacional, en Australia. Foto: MS/EFE

Barcelona, 29 de septiembre de 2017 (20:00 CET)

Los seres humanos podrían colonizar Marte en 2024. Según el dueño de Tesla, Elon Musk, para ese año su otra compañía SpaceX realizará los primeros viajes al planeta rojo por medio del cohete que por ahora ha apodado "BFR" (por las siglas de “Big Fucking Rocket”).

Musk presentó las novedades de su proyecto de transporte interplanetario el viernes en el Congreso Astronáutico Internacional, en Australia. La propuesta es una actualización del plan que el empresario multimillonario mostró el año anterior en México.

“Creo que lo más importante que voy a decir en esta presentación es que creo que encontramos una manera de pagar la nave”, dijo Musk en Australia. Hace un año, el precio estimado por el inventor era de 170.000 euros por pasajero, en caso de que un millón de personas se inscribieran.

Para reducir costes, SpaceX propone reutilizar partes de otras naves de la empresa, como la Falcon 9 y la Falcon Heavy, con las cuales ha comprobado su capacidad de construir este tipo de sistemas. “Todos los recursos usados en esas naves pueden aplicarse a esta”, manifestó. El cohete sería el más grande construido nunca (por eso su apodo actual), capaz de transportar a cerca de 100 personas.

Elon Musk: "Si construimos esto para ir a la Luna y a Marte, ¿por qué no ir a otros lugares de la Tierra?"

“Confío en que podamos completar la nave y estar listos para un lanzamiento dentro de cinco años”, explicó Musk, revelando así sus planes de tener un primer “BFR” funcionando para 2022. En 2024, su propósito es enviar cuatro cohetes a Marte para empezar el proceso de colonización del planeta.

Además de elaborarse con recursos de otros proyectos de SpaceX, esta nave no solo realizaría vuelos interplanetarios, sino también viajes veloces dentro de la Tierra. “Si construimos esto para ir a la Luna y Marte, ¿por qué no también para ir a otros lugares de la Tierra?”, dijo Musk.

El multimillonario aseguró que cualquier viaje dentro de la Tierra con ese cohete duraría menos de una hora, porque su capacidad de salir de la atmósfera ahorra mucho tiempo. Según Musk, los precios de esos recorridos deberían de costar lo mismo que un billete completo de avión en la actualidad. Sin embargo, no precisó cuándo se hará realidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad