Fotografía: IMZ Ural

Ural muestra una versión eléctrica de su moto con sidecar

stop

El histórico fabricante ruso muestra un prototipo de su propuesta eléctrica, que mantiene estrechos lazos estéticos con un modelo de BMW de finales de 1930

Madrid, 12 de noviembre de 2018 (16:39 CET)

La compañía rusa Ural ha desvelado un prototipo eléctrico de su conocida motocicleta con sidecar. El modelo está construido sobre el mismo chasis que la marca utiliza actualmente para su modelo con tracción a una rueda —Ural también fabrica un modelo con tracción a las dos ruedas posteriores, a la rueda trasera de la motocicleta y a la rueda del sidecar— empleando tecnología del fabricante norteamericano Zero Motorcycles. El diseño y construcción del prototipo presentado ha corrido a cargo del estudio californiano ICG.

Según el fabricante ruso el mayor desafío del proyecto fue dar con la mejor configuración para las baterías, el motor y la transmisión —proporcionado por Zero Motorcycles— y especialmente determinar cuál era la ubicación más adecuada para las baterías sin que su volumen y peso afectase al confort, a la capacidad de almacenamiento y la estabilidad del vehículo. 

Un vehículo funcional de prestaciones discretas

De hecho finalmente se optó por utilizar dos paquetes de baterías por separado, repartidas en el chasis del vehículo, una de mayor tamaño y otra más pequeña. Juntas proporcionan una potencia máxima de 19,5 kWh que resulta en unos 60 CV de potencia y 165 kilómetros de autonomía.

Fotografía: IMZ Ural
Fotografía: IMZ Ural

No hay datos de aceleración, aunque prometen ser discretas como en los actuales modelos Ural con motor de combustión. Al utilizar el mismo chasis que el modelo de combustión el resultado es una motocicleta pesada (de 373 kilos) debido al mayor peso de las baterías en comparación el peso del motor de 40 CV que utiliza el modelo con motor gasolina.

En lo que a aceleración se refiere el modelo eléctrico es "acelera muy rápido... para ser una Ural" en palabras de Ilya Khait, presidente y CEO de la compañía rusa y según recoge Autoblog.

Sin embargo, según Ural, esta no sería la configuración final en el caso de desarrollar una versión comercial, algo que de momento no entra el los planes inmediatos de la compañía. "La decisión se basará en última instancia en estudios de mercado y en las opiniones de expertos del sector y de los consumidores," explican. En cualquier caso no vería la luz antes de un par de años.

Fotografía: IMZ Ural
Fotografía: IMZ Ural

Un modelo histórico, electrificado

A pesar de no ser especialmente conocidas, las motocicletas Ural se fabrican desde principios de los años de 1940 y desde entonces no han sufrido demasiados cambios estéticos. Su origen se remonta a los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, cuando el ejército ruso comenzó a producirla tras aplicar ingeniería inversa a la BMW R71 que Alemania dejó de suministrar a Rusia debido al inicio del conflicto. 

De modo que la Ural original "está modelada a partir de una motocicleta BMW con sidecar de finales de los años 30" que Rusia comenzó a fabricar por su cuenta "cuando los nazis rompieron este pacto e invadieron Rusia", dicen en el New York Times. Así es como, por extraño que parezca, con el paso de los años las motocicletas Ural se han convertido en el modelo de motocicleta más fabricado en la historia, según Territorio Ural.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad