La batalla de las plataformas: 100.000 millones en nuevos contenidos audiovisuales para 2022

Amazon, Apple, Disney, Netflix, HBO preparan grandes desembolsos para el próximo año con el objetivo de competir por el primer puesto en el sector audiovisual

Imagen de la interfaz de la plataforma de Netflix

Las ocho principales compañías audiovisuales de Estados Unidos tienen en mente gastar, al menos, 100.000 millones de euros en nuevas películas y programas de televisión para tratar de hacer frente al streaming.

Tal y como apuntan en Financial Times este enorme desembolso se debe principalmente a la preocupación de que atraer nuevos clientes será realmente complicado, sobre todo después del crecimiento impulsado por la pandemia en 2020 y 2021.

El problema es que a pesar de que lo más normal es que vayan a perder dinero con este intento, la alternativa es quedarse fuera.

“No hay vuelta atrás”, afirma el analista de medios Michael Nathanson de MoffettNathanson en Financial Times. “La única forma de competir es gastando cada vez más dinero en contenido premium”.

La mayoría de compañías, entre las que se incluye Walt Disney, Comcast, WarnerMedia y Amazon están preparadas para asumir pérdidas. Incluidos los derechos televisivos, la estimación que ha hecho Financial Times está en unos 124.000 millones de euros.

Imagen del catálogo de HBO

Según estimaciones de Morgan Stanley, se espera que Disney Plus invierta en contenido propio y crezca en su contenido en streaming entre un 35% y un 40% en 2022. Se espera que el gasto en películas y series nuevas alcance los 20.000 millones, número que aumenta hasta los 29.000 millones si se incluyen los derechos deportivos.

Entre la selección se encuentra el Pinocho de Tom Hanks, una nueva entrega de Cars y la serie de Obi-Wan Kenobi de Ewan McGregor. Por su parte, Netflix, ViacomCBS, Fox y Apple también esperan gastar miles de millones de dólares en nuevos contenidos.

“El titular real en 2022 es cuánto dinero se ha asignado a las plataformas para contenido”, revela John Sloss, socio del bufete de abogados Sloss Eckhouse Dasti Haynes y director de Cinetic Media, una agencia de asesoría y gestión del talento al Financial Times. “Es simplemente alucinante”.

Otro problema al que se enfrentan es el desacelerado crecimiento de nuevos suscriptores de las diferentes plataformas de streaming, algo que achacan a los retrasos ocasionados por el coronavirus.

Las voces de la industria incluso se plantean si el streaming es un buen modelo de negocio, sobre todo por la gran cantidad de dinero que hay que invertir para mantenerse al día.

Se espera que Netflix gasta más de 15.000 millones en contenido en 2022, un 25% más que en 2021 y un 57% de los 9.570 millones que gastó en 2020. Con esto en mente, la compañía espera alcanzar el equilibrio y tener flujo de caja positivo en 2022.

“Esto será un hito para Netflix si logra esos objetivos”, asegura Tuna Amobi, analista de medios de CFRA Research, al FT.

Además, los costes de producción de cualquier contenido han crecido bastante, tanto la búsqueda de escenarios como la contratación de personal.

“Debido solo a la competencia por el talento, por todo lo que está involucrado en las producciones, los costos del contenido han aumentado”, afirmó Christine McCarthy, directora financiera de Disney, a los inversores el mes pasado.

Noticia original: Business Insider

Autor: Carlos Ferrer-Bonsoms Cruz