Ford Almussafes estrenará en octubre un parque solar de 15.000 metros

La planta valenciana utiliza una zona de almacenaje junto al polideportivo de la factoría para avanzar en su electrificación

Placas solares en la factoría de Ford Almussafes

Placas solares en la factoría de Ford Almussafes

La factoría de Ford Almussafes ha instalado un parque de placas solares en uno de los extremos de la factoría. El espacio, de 15.000 metros cuadrados aproximadamente, está previsto que entre en funcionamiento en octubre. La actuación refuerza la transformación de la factoría hacia el vehículo eléctrico y no contaminante.

Economía Digital ha comprobado ‘in situ’ el estado del parque solar fotovoltaico. Se encuentra en el extremo noreste de la factoría de Almussafes en zona restringida para su paso pero visible desde la CV-42, una vez pasado el puente que salva el paso de la línea ferroviaria en dirección hacia Almussafes. Desde la multinacional americana se rehusó realizar cualquier comentario respecto a esta instalación.

La zona, según se puede comprobar con Google Maps, se ha utilizado por Ford Almussafes como espacio de almacenamiento y tiene una superficie aproximada de 15.000 metros cuadrados. Según fuentes del sector de las energías renovables, la potencia habitual en los parques fotovoltaicos en suelo ronda habitualmente 1 MW por hectárea, aunque la ubicación elegida obliga a reducir la superficie de uso ya que la pared del frontón proyecta sombras que merman el aprovechamiento de la luz solar.

Dicho frontón se encuentra junto al parque solar y la piscina, ubicada dentro de la zona restringida de la factoría y que el pasado viernes estaba llena de usuarios. Las placas elegidas, según los expertos consultados, podrían generar hasta 600W cada una, lo que podría elevar la capacidad de captación de energía por encima de la media habitual.

Aparentemente, el parque solar está terminado pero los operarios que estaban en la zona confirmaron a Economía Digital que actualmente no está en funcionamiento y que la previsión es que los trabajos para completar la instalación finalicen en el mes de octubre. El pasado viernes se encontraban manipulando cables de las placas solares.

La factoría de Ford Almussafes se encuentra ahora en lo que internamente se llama “3 semanas de shutdown”, es decir, las tradicionales tres semanas vacaciones de verano. Este periodo es el resultado del histórico pacto que se firmó hace 15 años entre Gonzalo Pino y John Fleming, entonces secretario general de UGT-Ford y presidente de Ford España en el que se redujo de cuatro a tres las semanas de vacaciones a cambio de paz social e inversiones.

Ford busca reducir el espacio dedicado a montar coches para ahorrar tiempo en los procesos

Estas semanas de asueto son intensas en la factoría cuando se producen cambios de maquinaria, pero no es el caso, todavía, de Almussafes. Según explican proveedores de maquinaria que se utilizará en la nueva plataforma GE-2 de vehículos eléctricos en Almussafes y que todavía se encuentra en fase de selección, «el objetivo ahora es reducir al máximo el espacio dedicado a montar los coches porque recudir el tiempo de los procesos de producción supone ahorros muy importantes a largo plazo». La planta todavía no está implementando las inversiones que llegarán tras la elección de Almussafes como planta referente de los coches eléctricos diseñados al 100% por Ford, como es el caso de la gama del Mustang.

Aunque la nueva configuración de la factoría no ha sido todavía confirmada, lo que sí que está claro es que la nueva plataforma de vehículos eléctricos necesitará de menos empleados y de menos espacio. La seguridad de que la factoría tendrá espacio ocioso para el almacenamiento ha permitido liberar el terreno ubicado al noreste de la planta donde se han instalado las placas fotovoltaicas.

La apuesta por la electrificación de Ford en su planta de Almussafes cumple con esta instalación un paso más. El parque solar es muy pequeño en comparación con el que instalará Iberdrola junto a la gigafactoría de Volkswagen en Sagunto, donde se ha previsto utilizar 240 hectáreas en un parque solar que implica una inversión de 500 millones de euros.

larraz