Ford Almussafes vuelve a la actividad pendiente del ERE

La plantilla regresa a la fábrica con 200 trabajadores y perderá otros 150 durante los dos próximos meses

trabajador de ford almussafes

Ford Almussafes (Valencia) ha reiniciado hoy su actividad después de tres semanas de parón vacacional. La plantilla regresa a la fábrica con 200 trabajadores y perderá otros 150 durante los dos próximos meses, de septiembre a octubre, tal y como se acordó en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pactado antes del verano, que finalmente se saldará con 350 salidas voluntarias.

La vuelta está marcada por la pandemia y las incertezas que esta despierta. De hecho, en declaraciones a Europa Press, el portavoz y presidente del Comité de Empresa de UGT, Carlos Faubel, ha explicado que tras las vacaciones regresan con «la misma incertidumbre o más que antes de irse», tanto por la propagación del coronavirus como por la evolución de las ventas de automóviles que, según ha admitido, «distan mucho de la ansiada normalidad» o de que vaya a ser un «septiembre tranquilo”.

Faubel duda que puedan mantenerse los niveles de producción al cien por cien y augura que probablemente se verán obligados a ir a una nueva mesa de negociación para ver qué planes tiene la multinacional hasta finales de año. Cabe recordar que la producción ya se había bajado en 100 unidades para fabricar un total de 1.640 al día.

Por su parte, el portavoz de CCOO en Ford Almussafes, José Arocas, ha admitido que afrontan la vuelta al trabajo «con preocupación» ante el aumento de contagios por Covid-19 que se observa pero confía en que la reincorporación vaya «sin problemas». Eso sí, habrá que ver cómo van las exportaciones desde la planta valenciana ante la evolución de la pandemia en el resto de países.

Desde STM-Intersindical Valenciana, Paco González ha expresado la «incertidumbre» que se vive tanto en este como en otros sectores ante esta «maldita pandemia» aunque confía en que «la sociedad valenciana superará todas estas dificultades y también lo hará Ford Almussafes», con una de las plantillas más jóvenes del sector.

Finalmente, el portavoz de CGT, Mariano Bosch, se ha mostrado «a la expectativa» con la marcha de los rebrotes. Cuando cerraron la fábrica «todo iba bastante bien», ha recordado, y ahora espera que todo pueda seguir funcionando «con normalidad».