Grefusa invierte 600.000 euros en la transformación ecológica de sus fábricas

La empresa valenciana busca reducir el consumo energético un 20% en los próximos dos años

fotonoticia 20210603132929 1920

03-06-2021 Simulación de la instalación fotovoltaica de autoconsumo de Grefusa.Grefusa invertirá más de 600.000 euros en una instalación fotovoltaica de autoconsumo para cubrir parte de las necesidades de electricidad de sus centros productivos de Alzira (Valencia). Según sus cálculos, reducirá las emisiones en hasta 584 toneladas de CO2 anuales.ESPAÑA EUROPA ECONOMIA COMUNIDAD VALENCIANA GREFUSA

Una de las empresas más relevantes de la Comunitat Valenciana, Grefusa, ha comunicado este jueves que invertirá más de 600.000 euros en una instalación fotovoltaica de autoconsumo para cubrir parte de las necesidades de electricidad de sus centros productivos de Alzira (Valencia).

Esta transformación energética supondrá reducir hasta 584 toneladas de CO2 al año, según ha calculado la misma corporación. Las placas solares se situarán en las cubiertas de las fábricas de Alzira con la previsión de que estén a pleno funcionamiento a finales de año.

La empresa de aperitivos obtuvo unos datos económicos óptimos pese a la pandemia

La compañía anunció a finales de marzo anunció que en 2020 había alcanzado 129 millones de euros, unos resultados que no supusieron una gran diferencia con el ejercicio anterior, a pesar la pandemia.

Un resultado que Grefusa relacionó con al repunte del consumo de la categoría de las pipas, que se ha convertido en la «reina» de los aperitivos dentro del hogar durante la pandemia.

Esta iniciativa forma parte de la hoja de ruta de sostenibilidad de la empresa valenciana de frutos secos y se enmarca dentro de su plan de acciones para ‘Dejar huella positiva’.

Grefusa busca reducir el consumo energético un 20% en los próximos dos años

También apuesta por la eficiencia mediante sistemas exhaustivos de medición, la actualización de protocolos internos y la formación y sensibilización de sus empleados, todo con el objetivo de reducir el consumo energético en un 20% para 2023.

El director de Riesgos, Bernardo Gregor, ha declarado: «Somos conscientes de nuestra responsabilidad, del impacto que tiene nuestra actividad en el entorno y de la importancia de avanzar hacia una producción sostenible de nuestros ‘snacks’ y frutos secos«.

«Con esta instalación fotovoltaica evitaremos la emisión de 584 toneladas de dióxido de carbono, para lo que se necesitarían hasta 30.000 árboles, y avanzamos hacia la descarbonización de la industria», ha añadido.

La empresa de ingeniería, Grupotec, será la encargada de instalar las placas solares, en total 2.140 módulos que cubrirán más de 8.000 metros cuadrados, con una potencia instalada de 1.145 kilovatios.

Grefusa SL lleva en activo 92 años. Pese a que comenzó como una organización local en se convirtió en una empresa con mercado a nivel internacional.