CC.OO. alerta de que la Comunidad Valenciana se acerca al colapso sanitario

El sindicato estima que el sistema de salud se resentirá si se supera en un 20% los ingresos de la primera ola

cansancio hospital atencion sanitaria covid 19 coronavirus

La crisis sanitaria del coronavirus ha activado todas las alertas en la Comunidad Valenciana que ha experimentado un incremento drástico de positivos en la última semana. Sindicatos como Comisiones Obreras ya han advertido que si las cifras de ingresos hospitalarios siguen al alza se podría alcanzar un “colapso” del sistema sanitario.

Los últimos datos epidemiológicos revelaron que la región había alcanzado ya una cifra de 2.627 hospitalizados como consecuencia del impacto de la tercera ola de la Covid-19. Es un 6,76% más que la peor cifra registrada durante el primer impacto de la pandemia en los meses de la primavera.

El sindicato ha calculado que un incremento del 20% en los ingresos sería suficiente para desatar un colapso en los principales hospitales de la Comunidad Valenciana, que no podrían «mantener en condiciones adecuadas» la atención de los pacientes, según ha publicado la Agencia Efe.

«Los ciudadanos dejarán de ser atendidos con normalidad, pasando a priorizar el tipo de patologías y la gravedad de los casos, derivando enfermos a los hospitales privados y suspendiendo intervenciones quirúrgicas no preferentes», han lamentado fuentes de Comisiones Obreras en la Comunidad de Valencia.

La organización sindical teme que un incremento de las hospitalizaciones se traduzca en la apertura de hospitales de campaña y de hoteles medicalizados que provocará una “merma de la calidad sanitaria” debido a la falta de médicos y enfermeros.

Comisiones Obreras abre la puerta a un confinamiento domiciliario

Ante este aluvión de casos, la organización sindical ha abierto la puerta a aplicar medidas más contundentes, como mandar de nuevo a todos los ciudadanos a sus hogares. «Tendrá que endurecer las restricciones, si queremos frenar la pandemia e incluso plantearse el confinamiento domiciliario«, han agregado.

Se trata de un escenario que ya han reivindicado algunos de los socios del Gobierno autonómico como Compromís o Unidas Podemos, pero que todavía no cuenta con el visto bueno del presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, que apuesta por esperar unos días para conocer el impacto de las restricciones que se acordaron el 7 de enero.

“Tendríamos que haber logrado frenar esta segunda ola antes de haber superado la cifra de la primera, pero la realidad se impone y no hemos sido capaces”, han lamentado desde Comisiones Obreras.

El sindicato también ha presionado para que el Gobierno de Ximo Puig incremente las plantillas de facultativos del sistema sanitario y para que se corrijan los problemas de acceso telefónico que han dificultado los diagnósticos precoces en los centros de atención primaria.

«Necesitamos reforzar aún más los recursos humanos, pero la escasez de profesionales lo hace imposible”, han expuesto.