CCOO rechaza la bajada fiscal de Ximo Puig porque parece que sea del PP

El sindicato denuncia que las medidas de Puig no beneficie a las familias más golpeadas por la inflación

Desde CCOO PV rechazan la bajada fiscal anunciada este martes por el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, dentro del paquete de medidas presentadas en el Debate de Política General, justificando que son medidas que podrían ser aplicadas por el Partido Popular.

La secretaria general del sindicato, Ana García Alcolea, ha asegurado que la reforma no comparte la filosofía de las propuestas por gobiernos del PP, claramente orientadas a beneficiar a quién más tiene y a estimular el dumping fiscal, aunque admite que “se ha aprovechado para contribuir al populismo de la bajada de impuestos”.

Así, desde el sindicato apelan al Consell a que se pueda corregir y que se aproveche el carácter progresivo del impuesto para que aporten más aquellas personas que más tengan.

«Dada la situación que sufre el País Valenciano, claramente perjudicado por el sistema de financiación autonómica, consideramos contraproducente mandar mensajes contradictorios. Si necesitamos financiarnos mejor para garantizar el buen funcionamiento de nuestros servicios públicos, no parece lógico renunciar a 150 millones de euros, máxime cuando el carácter progresivo de un tributo como el IRPF permite garantizar que la reforma no tenga un efecto recaudatorio negativo», ha afirmado García.

Desatención a las familias más vulnerables

Asimismo, insisten en la necesidad de activar medidas coyunturales para aliviar la situación que viven miles de familias como consecuencia de la crisis inflacionista, “propuestas que, de momento, no se han atendido”, ha denunciado la presidenta del sindicato.

Ximo Puig en el Debate de Política General de 2022 – ROBER SOLSONA/EP

En esta línea, ha criticado que las medidas anunciadas por el president para paliar los efectos de la crisis no beneficiaran a las familias más golpeadas por la subida de los precios, al mismo tiempo que ha asegurado que no tendrán efectos reales sobre los valencianos hasta el próximo año. “Se debe ayudar a las personas que peor lo están pasando hoy”, ha sentenciado García.

Las mismas medidas que hace 14 años

En 2008, el que era presidente de la Generalitat, el popular Francisco Camps, anunció una subvención para el 64% de los hipotecados, unos 500.000 valencianos. La medida aplicaba a las declaraciones de la renta individuales de hasta 25.000 euros de ingresos o 40.000 para los casos de declaraciones conjuntas.

Ahora, Puig ha anunciado un nuevo paquete de medidas para hacer frente a la inflación y beneficiar a las rentas más bajas. En él se incluye una rebaja del IRPF, deducciones autonómicas de un 10% y para las hipotecas y transporte gratuito para jóvenes, entre otras medidas.

Esta reforma tendrá carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2022 y beneficiará a los ciudadanos cuyos salarios estén por debajo de los 60.000 euros anuales, es decir, a 1,34 millones de valencianos y el 97,4% del total.

Avatar