El vicepresidente del Consell cree que «no es el momento» de relajar las restricciones

El vicepresidente segundo ha afirmado:"Ahora no es el momento de bajar la guardia"

Acto lunes

Rubén Martínez Dalmau: «Estamos haciendo lo que hay que hacer». Fuente: GVA.

La Comunitat Valenciana lleva desde el 15 de marzo con las mismas restricciones, que han ido flexibilizándose desde el inicio del pasado mes. A día de hoy, la CV tiene la incidencia acumulada más baja de toda España (15,11). Sin embargo, desde algunos sectores del Consell no se ve con buenos ojos una relajación de las medidas sanitarias.

En concreto, este miércoles el vicepresidente segundo y conseller de Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, ha defendido esto, argumentando que hay que anteponer «la vida y la salud de los valencianos por encima de todo». «Ahora no es el momento de bajar la guardia«, ha recalcado.

Este jueves se reunirá la mesa interdepartamental Covid de la Generalitat, para estudiar la posible flexibilización de las medidas en vigor hasta el próximo lunes 12. El cargo de Unides Podem cree que no es casualidad que la Comunitat tenga la incidencia acumulada más baja de España.

La Generalitat va a analizar este jueves la situación epidemiológica para una posible relajación de las medidas

De hecho, lo ha ligado a las duras restricciones de los últimos meses, como el cierre total de la hostelería hasta hace unas semanas. «Estamos haciendo lo que hay que hacer», ha insistido.

Dalmau ha garantizado así que el gobierno del Botànic (PSPV-Compromís-Unides Podem) seguirá escuchando a los expertos y analizando la situación en la mesa interdepartamental «con la misma sintonía que hasta ahora, con la vida de las personas por delante de todo«.

«Quiero leer los informes y tomar las decisiones responsables como hasta ahora», ha insistido. A su juicio, si la incidencia acumulada de la Comunitat es «casi diez veces menor que la de Madrid» es porque el Consell ha tomado las medidas correctas hasta ahora.

Las estimaciones de Sánchez

Sobre el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el fin del estado de alarma el próximo mes de mayo, ha indicado que «es muy difícil saber qué pasará en el futuro».

También ha añadido que es una decisión que se debe tomar «con los datos en la mano» y que el Gobierno debe esperar al momento oportuno para «ver cómo estamos».

Sin embargo, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha indicado que es un «horizonte razonable» y «posible», «si no hay un cambio sustancial» en la incidencia acumulada.