Un establecimiento con productos especiales para celiacos. EFE/Esteban Cobo

Los celíacos pagan 100 euros más al mes en comida

stop

El precio de ser celíaco se refleja en los costes más altos de los productos que consume el colectivo

Barcelona, 26 de mayo de 2017 (13:45 CET)

Los celíacos viven una realidad distinta a la del resto de consumidores. Para empezar, su lista de la compra se encarece de media 100 euros al mes. Dicho de otro modo, terminan pagando al año alrededor de 1.174,24 euros de diferencia, lo que les ha llevado a una pérdida de poder adquisitivo a lo largo de estos años al sumar los efectos derivados de la crisis económica. Además de vigilar al detalle las etiquetas de los alimentos, los celíacos tienen que renunciar en muchas ocasiones a recetas que tengan todo el sabor. Con motivo del Día Nacional del Celíaco, el 27 de mayo, las personas que sufren esta enfermedad genética ponen de manifiesto la situación en la que se encuentran.

Y es que el colectivo de los celíacos tiene cada vez más importancia. Según los expertos, las personas que sufren esta patología crecen a un ritmo del 15%, por lo que ya son 400.000 personas afectadas. Una cifra que roza el 1% de la población. Sin embargo, se estima que muchas más personas son celíacas aunque no estén diagnosticadas.

Celíacos: ya son 400.000 personas afectadas en España, una cifra que aumenta cada año  

Para cambiar esta coyuntura, algunas compañías ya se han puesto manos a la obra. Este es el caso de Unilever, que ya ofrece más de 170 productos sin gluten. La compañía anglo-holandesa ofrece estos artículos bajo las marcas Frigo, KnorrMaizena, Hellmann’sFlora, entre otros. Por otro lado, los alimentos específicos sin gluten aportan un contenido energético mayor a la de sus equivalentes con gluten. Una condición a la que hay que añadir su composición nutricional.

Diana Roig, responsable de nutrición de Unilever España, afirma que disponen de datos que "aseguran que la cesta de la compra tiene un impacto negativo en la capacidad adquisitiva en las familias con un solo miembro celíaco”. Asimismo, prosigue, “en este sentido Unilever ha hecho un esfuerzo para incrementar su portafolio de productos sin gluten, que tienen el mismo precio que los productos que sí contienen trazas de gluten”. En este sentido, Roig afirma que desde la compañía "consideran muy importante adaptar nuestros productos a alergias e intolerancias siempre que sea posible, para que las personas que las sufren puedan disfrutar de una alimentación variada y equilibrada”.

Por el momento, Unilever ya ha reducido un 30% el colesterol de sus empleados en España, gracias a sus iniciativas sobre salud cardiovascular. El programa “Actívate por tu corazón”, patrocinado por la casa, ha conseguido que 400 trabajadores de la compañía hayan adoptado hábitos de vida saludable. Asimismo, el grupo ofrece talleres para prevenir y reducir algunos de los principales riesgos cardiovasculares como el sobrepeso, el tabaquismo o el estrés.  

Entre el resto de compromisos de la compañía por la sostenibilidad está la apuesta por la reducción del impacto medioambiental de sus productos antes de 2030. Unilever, compañía de alimentación, cuidado del hogar e higiene personal ya cuenta con presencia en más de 190 países, por lo que llega a más de 2.500 millones de consumidores cada día.  

Pero la desigualdad de los celíacos en España no se produce sólo respecto al resto de consumidores. Según datos de la Federación de Asociaciones de Celiacos (FACE), el colectivo también sufre un agravio comparativo si se observan las ventajas que tienen los celíacos en otros países europeos, especialmente por lo que a ayudas económicas se refiere. Por tanto, desde FACE reivindican una medida similar que termine con esta asimetría. Las propuestas se concretan en reducciones fiscales o en modificaciones en los impuestos que gravan directamente los productos. Estas modificaciones deberían aplicarse con una periodicidad mensual y tener un efecto sobre el valor de los principales alimentos como el pan.

La propuesta persigue corregir la diferencia de precios entre ambos tipos de producto. Actualmente, debido a la idiosincrasia de los alimentos sin gluten -que se elaboran con un sistema de calidad superior- es difícil que el mercado ofrezca estos artículos al mismo precio o más bajos, según indican desde este organismo.