Imagen de los exteriores de las oficinas de Orange. Flickr

Orange prepara el aterrizaje de su banco móvil en España

stop

Orange Bank llegará a España en 2018 y prevé ingresar 400 millones de euros

Barcelona, 20/04/2017 - 17:48h

El grupo Orange diversifica su negocio. El operador prepara para la segunda mitad de 2018 el lanzamiento de su propio banco en España. Una experiencia que también se llevará a cabo en Bélgica e inmediatamente después en Francia, concretamente el 6 de julio.

Stéphane Richard, presidente y consejero delegado de la compañía, ha confirmado los planes de la 'teleco' para aterrizar el negocio financiero. El objetivo es competir a través Orange Bank - la marca empleada - ofreciendo servicios de pagos móviles, transferencias bancarias a través de sms, tarjetas de crédito y débito y servicio de atención al cliente.

El objetivo inicial del nuevo banco será alacanzar unos ingresos de 400 millones de euros en 2018 a través de los servicios financieros en España, Bélgica y Francia. Precisamente este último país contará con 800 asesores con licencia de intermediarios del banco de operaciones y servicios de pago (IOBSP) y prevé captar más de dos millones de clientes. 

La compañía permitirá realizar todas las operaciones bancarias con el móvil como cuenta bancaria, tarjeta de crédito y débito, así como crédito al consumo, hipotecas y contratación de seguros. Asimismo, la contratación de los servicios podrá ser a través del móvil o Internet aunque el banco contará con 140 tiendas físicas.

Orange Bank: el objetivo inicial del nuevo banco será alacanzar unos ingresos de 400 millones de euros

Según explica Richard, el 85% de las interacciones de los usuarios con los bancos se pueden ofrecer a través del móvil. Una tendencia consolidada gracias a que la actividad financiera está íntimamente ligada con las telecomunicaciones debido a la popularización de los smartphones. "El aumento de adopción de la banca en línea y la favorable evolución del marco regulador son algunos de los argumentos que impulsará el Banco Orange, especialmente en Francia gracias a la denominada Ley Macron", han firmado este jueves en el foro Hello Orange 2017.

Con esta incorporación, Orange se suma a los nuevos competidores de los bancos tradicionales. La adquisición del Banco Groupama por parte de Orange, incluida su ficha bancaria, le permite ahora competir con la concesión de créditos e hipotecas. La alianza permitirá saltar la rigidez de las cuestiones burocráticas y regulatorias así como poner en marcha una red de distribución de 3.700 agencias del grupo financiero, que le permitirá "evolucionar a medida que cambian las necesidades de los clientes", según han asegurado los directivos.

Orange Bank: sus servicios se podrán contratar a través de móvil o internet aunque también dispondrán de establecimientos físicos 

Para ello, la teleco aprovechará las fortalezas de la inteligencia artificial, capaz de aprender a través de un asistente virtual de manera que cuanto más usuarios interactúan con el sistema, más información se obtiene sobre ellos para mejorar el servicio. "Al final del año, incluso sabrá cómo realizar las tareas solicitadas por los clientes, como tramitar transferencias o gestionar depósitos".

La compañía prevé una buena acogida de los clientes. Según sus propias estimaciones basadas en una encuesta presencial a casi mil clientes, uno de cada tres clientes "está interesado en abrir una cuenta bancaria en Orange, y un tercio desea ser contactado en el lanzamiento".

A la pugna con Amazon, Apple y Google

Orange llegará a un sector financiero en el que ya se han asentado algunos de sus competidores, entre ellos Apple, Google y Amazon. Por su parte los gigantes asiáticos también miran el sector financiero como futura fuente de ingresos.