Unicaja prepara un gran cambio de imagen, red y estrategia comercial 

Unicaja quiere contar con hasta 12 tipos de oficinas especializadas, incluyendo flagship y centros especializados en hipotecas

Sede de Unicaja Banco en Málaga.

Unicaja tiene planes para 2023. El banco andaluz prepara un gran cambio en su red de sucursales para contar con hasta 12 tipos de oficinas especializadas. También prevé abrir flagship y centros de gestión remota, dando así un impulso a su estrategia comercial, enfocada ahora en la venta multicanal. 

En la presentación del Plan Estratégico 2022-2024 el año pasado, Unicaja ya adelantó que aplicaría un nuevo modelo de distribución, que ahora se conoce llevará aparejado un nuevo modelo de oficinas orientado cada una de ellas a un tipo de cliente específico. 

La entidad que preside Manuel Azuaga dividiría la estructura de negocio en 12 tipos de centros, oficinas corporativas, de empresas, urbanas, rurales, centros especializados en hipotecas, wealth, personal banking y flagship, que se unirán a las oficinas de los agentes financieros y otras tres virtuales, las de gestión remota, los contact center y un centro de hipotecas digital.  

Así lo comunicaba la dirección de la entidad a la representación laboral en una reunión mantenida en Málaga este jueves. Unicaja, que ya ha materializado los cierres de oficinas pactado en el ERE y ha llevado a cabo la integración tecnológica de Liberbank, entra de lleno en una nueva fase. 

En ella se centrará en impulsar su estrategia comercial segmentando la red de oficinas presencial o virtual según el público al que vaya dirigido el producto que quiere vender, un movimiento que ya han realizado competidores como Caixabank o Santander

El banco catalán, por ejemplo, aprovechó la integración de Bankia hace un año para impulsar el modelo de oficinas store que empezó a desplegar en 2013, se trata de espacios más grandes que una oficina tradicional donde ofrecen atención especializada en banca privada o de empresas, además de salas de trabajo o restauración.  

Santander hizo lo propio con los Work Café a partir de 2019. Estas oficinas, híbridas, actúan como sucursal pero también cuentan con espacios para trabajar o incluso, tomar un café; El modelo ‘flagship’ que quiere aplicar Unicaja está muy extendido en el sector bancario, pues también BBVA cuenta con este tipo de oficinas, que son más grandes y se ubican en lugares emblemáticos. 

Asimismo, la entidad potenciará la gestión remota, de hecho, fuentes sindicales revelan que más de 200 trabajadores ya han solicitado incorporarse a esta área. En el marco de la fusión y con el fin de evitar traslados, el banco abrió un proceso para que los trabajadores que de manera voluntaria decidieran pasar a la gestión remota, lo solicitaran. 

Se trata de una figura que ya existía en Liberbank, pero que no estaba extendida en Unicaja. El banco con sede en Málaga pactó que solo aceptaría solicitudes hasta alcanzar un 12% de la plantilla, pero tan solo lo ha pedido un 10%.  

Otro 70% seguirá por tanto en la red comercial, que en adelante contará con una nueva distribución, y un 20% en los servicios centrales. Unicaja no ajustará la red ni cerrará oficinas por estos cambios, según ha asegurado a los sindicatos.  

Principalmente porque sigue ejecutando el ERE, que aunque puede extenderse al 2024, ya está casi completado. Con datos a cierre del tercer trimestre, han salido el 70% de los 1.513 empleados que se acogieron al Expediente. 

Donde más ha acelerado la entidad es en el cierre de oficinas. Unicaja ha bajado la persiana a 402 en lo que va de año, 20 más de lo previsto en la negociación. Es decir, ha cerrado más del 100% de las sucursales previstas, hasta reducir la red a 966 centros

Los sindicatos entienden que en este nuevo proceso de reordenación de la red, irá incluido el cambio de imagen de las oficinas heredadas de Liberbank y se producirá el cambio de rotulación y la eliminación de la marca asturiana. Desde el banco no han querido hacer comentarios.  

Avatar