El nuevo consejo de administración de Abertis.

Abertis se lanza a por el 100% de los túneles del Cadí

stop

La compañía de infraestructuras negocia con Ardian para hacerse con la totalidad de la concesionaria por alrededor de 100 millones

Barcelona, 17 de diciembre de 2018 (19:00 CET)

Abertis trata de ganar músculo ante el difícil horizonte que se vislumbra en su negocio de concesiones. La compañía controlada por la italiana Atlantia y la española ACS presentó el pasado viernes una oferta al fondo de inversión Ardian para hacerse con el 49,99% que no controla de la concesionaria que gestiona los túneles del Cadí y de Vallvidrera.

Fuentes de la compañía confirmaron la operación, que El Economista cifra en 100 millones de euros. La empresa dirigida por José Aljaro busca poseer la totalidad de la sociedad, pues ya suma el 50,01% del capital.

Abertis ejecuta así su derecho de oferta preferente y da 15 días a Ardian para analizar la propuesta emitida. Según los estatutos de la sociedad, el vehículo galo sólo puede deshacerse de la participación por un precio superior al presentado por su socio.

Abertis vuelve a las compras

La compañía gestiona dos activos de la Generalitat de Catalunya con una longitud que suma 41 kilómetros con vigencia hasta 2037. Es el seguro ante un panorama de concesiones con caducidad cercana: la gestión del tramo de la AP-7 entre Tarragona y Valencia y de la AP-4 entre Sevilla y Cádiz finaliza el próximo año y el Gobierno ya avisó que no se relicitará.

Además, en 2021 caducan los contratos de la AP-7 para los tramos La Jonquera-Barcelona, Barcelona-Tarragona, Montmeló-El Paiol; de la AP-2 para el tramo Zaragoza-Mediterráneo, la C-31, el tramo Montgat-Palafolls de la C-32 y el tramo Barcelona-Granollers de la C-33.

De consumarse, Abertis volvería a las compras después de estar casi dos años paralizada por la OPA conjunta que Atlantia y ACS lanzaron. Lo hará en un activo del que adquirió el 35% en 2012 de la mano del fondo BTG. Dos años después, el fondo brasileño traspasó sus derechos a Ardian, que al poco tiempo cedió el control a la empresa española al venderle el 15,01% por 34 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad