Acciona exige 299 millones a la Generalitat si anula la concesión de ATLL

stop

Entrecanales advierte de que puede reclamar daños y perjuicios al gobierno catalán

Juan Ignacio y José Manuel Entrecanales, a la derecha, junto a Jorge Vega-Penichet en la junta de Acciona - EFE

03 de enero de 2013 (13:15 CET)

Acciona ya ha movido ficha ante las dudas sobre la adjudicación de Aigües Ter Llobregat (ATLL). El secretario del consejo de administración de la multinacional, Jorge Vega-Penichet, recuerda al gobierno catalán que tiene derecho a la devolución “inmediata” de los 299 millones de euros que abonó como primer pago del cánon de la concesión el pasado 27 de diciembre.

Incluso va más allá. En el hecho relevante emitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el directivo de Acciona le deja claro al President de la Generalitat, Artur Mas (CiU), que reclamarán “la reparación de los daño y perjuicios” que le pueda causar si se invalida el concurso público. La posibilidad que el mismo departamento de Presidencia puso el miércoles sobre la mesa a través de una resolución de su órgano de mediación, el Òrgan Administratiu de Recursos Contractuals de Catalunya (OARCC) .

Oposición de Mas

Cabe recodar los reparos que puso el propio Mas ante la decisión de su compañero de partido y ex conseller de Territori i Sostenibilitat, Lluís Recoder, de dejar ATLL en manos del consorcio liderado por Acciona ante la amenaza de su rival, Aguas de Barcelona (Agbar), de judicializar el proceso.

Finalmente, ha pasado y la propia Generalitat le da la razón. El órgano de mediación considera que la proposición de Acciona tendría que ser excluida porque no se ajusta al pliegue de condiciones del concurso público. Ha sido el primer gran revés al nuevo Ejecutivo catalán.

Contrato válido

La multinacional presidida por José Manuel Entrecanales afirma en el mismo escrito que, según su entender, el contrato firmado el 27 de diciembre es válido.

La rubrica se hizo con el entonces secretario general del departamento de Territori i Sostenibilitat en funciones, Pau Villòria, pocas horas antes de que se constituyese el nuevo ejecutivo catalán.

Un hecho muy poco usual en un proceso como el actual, en el que está en juego la gestión del agua del grifo de unos cinco millones de catalanes del Área Metropolitana de Barcelona y su zona de influencia. ATLL se encarga de tratar el recurso desde el lugar de captación (desalinizadora o pantano) hasta los municipios.

Defensa ante TSJC

El grupo de Entrecanales será quien lidere la defensa de la concesión ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), la institución ante la que tendría que acudir si la Generalitat invalida el concurso o adjudica la empresa pública a su rival tras la resolución del OAGCC. En la sede central de la multinacional de infraestructuras, situada en Madrid, ya se trabaja en este sentido, según fuentes del mercado.

Acciona y el banco de inversión brasileño BTG Pactual son quienes tienen la mayoría del consorcio a quien se adjudicó ATLL a principios de noviembre, en el que también participan otros inversores catalanes como Ferran Rodés o Manuel Torreblanca.

Concretamente, lo integran las sociedades Accion Agua, Aigües de Catalunya, Gestió Catalana d'Aigües, Global Burdian (vinculada a los Entrecanales), Global Lubbock (también pertenece a Acciona), Acacia ISP (un grupo de inversión de la familia Rodés) y Gopa Cosulting (sociedad de Torreblanca).

Silencio de Territori i Sostenibilitat

Este medio ha intentado contactar sin éxito en varias ocasiones con los responsables de Territori i Sostenibilitat para saber su posición ante la resolución del OARCC. El nuevo consejero, Santi Vila (CiU), mantiene, por el momento, casi el equipo completo de su predecesor, Recoder.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad