La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera. EFE

Adif se resigna a dejar desierta parte de la liberalización del AVE

stop

Isabel Pardo de Vera confirma las sospechas de las empresas: es muy difícil que la liberalización del AVE se ejecute al 100%

Madrid, 03 de enero de 2020 (04:55 CET)

Cada vez hay más voces que apuntan a que la liberalización de las líneas de alta velocidad en España no se ejecutará al 100%. La última en pronunciarse sobre ello ha sido la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, quien en una entrevista se ha mostrado pesimista sobre la posibilidad de que un nuevo operador asuma la capacidad sobrante de los lotes que fueron preadjudicados para explotar el AVE.

En declaraciones a Expansión, Pardo de Vera afirma que desde ADIF entienden que este remanente "no va a ser atractivo", aunque lo van a ofrecer. "Como los acuerdos marco son por 10 años, alguien podría pensar que el 30% sobrante del paquete B y 24% del A sea atractivo en términos de negocio, pero si lo analizas a lo largo de los diez años, no lo es tanto", explica la presidenta de la entidad dependiente del Ministerio de Fomento.

Para entender sus palabras, hay que recordar cómo quedó la preadjudicación de los lotes para liberalizar el AVE. El consejo de administración de Adif eligió, por unanimidad, a la operadora SNCF y al consorcio formado por Ilsa-Trenitalia (Air Nostrum y Trenitalia) como candidatos para operar las principales líneas de alta velocidad de la red española.

Ambas empresas, de origen francés e italiano, respectivamente, competirán con Renfe, que también se adjudicó un paquete, concretamente el de mayor tamaño (A), para operar las líneas de alta velocidad.

¿Cómo se distribuyeron los lotes? El consorcio Ilsa, compuesto por Trenitalia y Air Nostrum, se quedó con el paquete B y la francesa SNCF se quedó finalmente con el último paquete el C. La adjudicación definitiva será en marzo.

Pero de este segundo lote, al igual que sucedió con el A, no se adjudicó toda la capacidad. Los italianos ofertaron hasta el 65% de la capacidad del paquete B y Renfe hasta el 85% del A. Dicho de otro modo: queda un 35% de capacidad sobrante en el primer caso y otro 15% en el segundo. 

Las empresas ya dudaban

En el sector ya veían complicada una segunda vuelta de adjudicaciones. Fuentes cercanas a Ecorail, una de las compañías que quedó fuera del concurso pese a pujar muy fuerte, aseguraron que estaban en contacto con Adif, a través de conversaciones informales, para saber qué iba a pasar con el porcentaje sobrante.

"Nuestra primera aproximación es entender exactamente qué capacidad queda disponible. Todavía no tenemos la foto", comentaron a este medio voces de la compañía andaluza, que es filial del grupo Magtel y cuenta tanto con licencia ferroviaria como con certificado de seguridad desde hace seis años. "Hay que ver si con esa capacidad se puede armar un plan financiero con las condiciones que marque ADIF", añadieron.

Hemeroteca

Adif
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad