Joan Canadell, entre la concejal Elsa Artadi y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en un acto institucional de la Cámara de Comercio de Barcelona.

Admitidas 18 denuncias contra la victoria independentista en la Cambra

stop

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña acepta a trámite 18 contenciosos contra las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona

Josep Maria Casas

Economía Digital

Joan Canadell, entre la concejal Elsa Artadi y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en un acto institucional de la Cámara de Comercio de Barcelona.

Barcelona, 28 de enero de 2020 (04:55 CET)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha admitido a trámite 18 contenciosos administrativos que se presentaron contra las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona del pasado junio en las que se impuso el independentista Joan Canadell.

Aunque en su momento rechazó las medidas cautelares solicitadas, que hubieran impedido la proclamación de Canadell como presidente, la sala de lo contencioso administrativo del TSJC ha decidido tramitar las denuncias sobre aquel proceso electoral, según confirman fuentes empresariales.

Entre los denunciantes se encuentran empresarios como Carles Tusquets, que concurrió a las elecciones, o Lluís Vendrell, de Unión Suiza. El también candidato Ramon Masià desistió posteriormente de continuar con las acciones judiciales..

Estos empresarios interpusieron un recurso de alzada ante el Consejo de Cámaras de Cataluña y la Consejería de Empresa de la Generalitat, como entidad tutelar, que fueron desestimados. En cambio, se han admitido a trámite los contenciosos interpuestos ante el TSJC.

La abogada Mercedes Cuyás, que coordina la acción de los demandantes, presentó poco después de las elecciones camerales del pasado junio un recursos de protección jurisdiccional por vulneración de derechos fundamentales. Mediante este proceso, se reclamó la anulación del proceso y, en consecuencia, la convocatoria de unas nuevas elecciones.

La principal “irregularidad” denunciada es el incumplimiento de la “autentificación robusta” del sistema voto electrónico, exigida tanto en la normativa catalana como en la orden ministerial sobre elecciones a cámaras de comercio. Debía establecerse una doble encriptación del voto para evitar posibles pucherazos. Esta doble encriptación solo se produjo en la votación electrónica presencial, cuando se dio una clave a los electores después de acreditar su identidad. En el sistema remoto, no se estableció este doble control.

Algunas demandas se centran en Agtic Consulting, la empresa que se encargó de auditar el proceso electoral. Entre otras cuestiones, los denunciantes ponen en duda la manera como se contrató esta empresa.

También se siembra dudas sobre Scytl, la empresa que implementó el sistema de voto electrónico. Por cierto, Scytl presentó en diciembre pasado un preconcurso con el objetivo de ganar tiempo para negociar su deuda bancaría, que se situaría en torno a los 30 millones de euros.

Relevo a la vista

Canadell prevé ceder la presidencia de la Cámara de Barcelona a medio mandato, en julio de 2021, a Mònica Roca, tal como acordaron los miembros de Eines de país, la candidatura auspiciada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que se impuso en las elecciones. Es probable que, cuando se produzca el relevo, el TSJC no se haya pronunciado todavía sobre las denuncias por el proceso electoral.

Este miércoles, la Cámara de Comercio de Barcelona celebrará un pleno ordinario y otro de extraordinario. Este último tiene como único punto de la orden del día la renovación del comité ejecutivo pese a que se constituyó hace tan solo poco más de medio año. Fuentes del pleno atribuyen estos movimientos a discrepancias internas en el equipo de gobierno.

En estos últimos meses, los agentes sociales han marcado distancias con Canadell respecto a la negociación de la nueva ley de cámaras catalana, que tramita el gobierno de la Generalitat. Pese a que los sindicatos y patronales catalanas reclaman más inversiones por parte del Estado en las infraestructuras, declinaron arropar a Canadell cuando enarboló esta bandera. En cambio, sí que consiguió todo el apoyo del presidente Quim Torra.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad