Aigües de Sabadell agradece a sus accionistas que frustraran la OPA “hostil” de Agbar

stop

Cassa reconoce que la compañía dirigida por Ángel Simón solo ha conseguido un 2,35% de acciones más que las que poseía antes de lanzar esta operación

20 de diciembre de 2010 (19:26 CET)

El consejo de administración de Aigües de Sabadell (grupo Cassa) ha agradecido en un comunicado el apoyo recibido por accionistas privados e institucionales para frustrar la OPA sobre el 100% de la compañía que Agbar, también socio, anunció a finales de junio. Al final, la compañía presidida por Ángel Simón solo ha aumentado su participación del 11,16% al 13,51% y seguirá como segundo accionista del grupo vallesano, por detrás del Ayuntamiento de Sabadell.

Tal como ha confirmado la CNMV, la operación de Agbar ha aumentado el 2,35% del capital social que ya tenía en el grupo sabadellense (concretamente 13.108 acciones de clase B). Asimismo, el regulador de los mercados ha dado a conocer que aguas de Barcelona ha renunciado al mínimo al que había condicionado la oferta: El 53,84% de los títulos de Cassa, 338.277 acciones.

El fallo de la operación tiene nombres y apellidos: La incapacidad de Agbar de conseguir hacerse con las participaciones del Unnim, Banco Sabadell o el Ayuntamiento de la ciudad del Vallès Occidental. Todos ellos vincularon el rechazo apelando al sentimiento territorial y el arrelamiento con la compañía, el gran obstáculo que aguas de Barcelona no ha conseguido salvar. Incluso el propio alcalde de Sabadell, Manuel Bustos (PSC), se congratulaba públicamente del fallo de Agbar el pasado viernes, mostrándose “agradecido” por la decisión de los accionistas.

Bandera blanca

Después de la guerra, el Consejo de Administración de Cassa ha mostrado a Agbar bandera blanca y ha manifestado que desean ver al grupo, accionista y competidor, “nuevamente activo en la promoción del interés social de nuestra compañía y en la leal competencia del mercado”.

A su turno, Agbar ha reiterado que la OPA era "muy positiva", tanto para los accionistas como para la propia compañía, aunque respeta la voluntad de los socios de no aceptar la oferta. En otro comunicado, el grupo de Simón ha constatado que una mayor participación en el capital vallesano habrá permitido aplicar su experiencia, su capacidad de inversión y conocimiento como experto en la gestión del agua y del medioambiente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad